Publicado el sábado, 24 de octubre de 1998 en El Nuevo Herald

Aviso a los que inviertan en Cuba

Con motivo del reportaje publicado recientemente en el Nuevo Herald sobre las inversiones extranjeras en Cuba, las organizaciones del exilio cubano abajo firmantes, en un profundo espíritu de solidaridad con nuestros hermanos que en Cuba luchan contra el totalitarismo, nos adherimos al documento A los inversionistas extranjeros, redactado por Concilio Cubano y firmado en La Habana por representantes de la oposición y del sindicalismo independiente en Cuba, y declaramos lo siguiente:

1) Hacemos nuestras las denuncias de violaciones del derecho laboral por parte del régimen castrista, de las que se hacen cómplices los inversionistas extranjeros, a saber:

a) La violación del derecho de los trabajadores a organizarse libremente en sindicatos independientes y a no pertenecer a los organismos laborales estatales.

b) El pago al gobierno de por lo menos el 95% del salario de los trabajadores empleados por compañías extranjeras en Cuba.

2) Hacemos nuestra la advertencia a los inversionistas extranjeros de que en un futuro, cuando el pueblo cubano logre instituir un estado de derecho, cualquier transacción oficial o renegociación de contrato de las compañías establecidas en Cuba durante la tiranía se dificultará al ser dichas empresas consideradas como colaboracionistas en la represión del sindicalismo libre y endeudadas con sus trabajadores por la porción de los salarios de esos trabajadores que fueron pagados al gobierno.

El régimen de Castro, dueño absoluto de la vida y hacienda del pueblo cubano, ha establecido un sistema de explotación laboral y de represión del sindicalismo, entre otras violaciones de derechos fundamentales. Es sorprendente que los inversionistas, especialmente los europeos, olviden los precedentes de las consecuencias del colaboracionismo; es inmoral que empresas originadas en países libres con gobiernos democráticos y movimientos sindicales libres y fuertes se presten a ser instrumentos de la explotación del pueblo cubano. Es por esto que preferimos apelar a la conciencia de los inversionistas extranjeros y a la solidaridad de los movimientos sindicales de sus países de origen para que se conviertan en instrumentos de la libertad y el sindicalismo libre en Cuba y no de la explotación y la tiranía.
Agenda Cuba; Alianza Cubana; Alianza de Jóvenes Cubanos; Asociación de ex Confinados de las UMAP; Asociación Integral Mambisa; Asociación Medio-Ambiental Cubana; Comité Cubano Pro Derechos Humanos; Consejo del Exilio de Tampa; Coordinadora Internacional de ex Prisioneros Políticos Cubanos; Directorio Revolucionario Democrático Cubano; Cruzada Cubana; Cuba Independiente y Demócrata; Asociación de ex Prisioneros y Combatientes Políticos Cubanos (Ex Club); Federación de Plantas Eléctricas, Gas y Agua de Cuba en el Exilio; Free Cuba Foundation; Fundación Nacional Cubano Americana; Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna; Hermanos al Rescate; MAR por Cuba; Movimiento Democracia; Movimiento 30 de Noviembre; Mujer Cubana; Municipios de Cuba en el Exilio; Partido Independentista Cubano; Plantados; Presidio Político Histórico Cubano (Casa del Preso); Puente de Jóvenes Profesionales Cubanos; Sociedad Internacional de Derechos Humanos; Unión Liberal Cubana.

Estados Unidos


Copyright © 1998 El Nuevo Herald