"You are looking for Jesus the Nazarene, who was crucified.
He has risen! He is not here. See the place where they laid him. " (Mark 16,5)

RESURREXIT SICUT DIXIT. ALLELUIA!

Reforma de la Semana Santa en la Anástasis
notas para la historia litŕrgica de Jerusalén


Enrique Bermejo Cabrera ofm
Presidente de la Comisión Litúrgica de la CTS
edicule on the Tomb

Hace diez años, coincidiendo con el XVI centerario de la muerte de san Cirilo de Jerusalén, la Custodia di Tierra Santa (CTS) sintió la fragancia del paso del Espíritu Santo con ocasión de la renovación de las Vigilias dominicales de cuaresma [Tierra Santa 63 (1998) 69-74]. Tal aroma ha envuelto a las comunidades religiosas y peregrinos que han podido acompañar y pueden seguir participando en tales circunstancias con los hijos del trovador de Asís.El año pasado, siguiendo este proyecto de renovación litúrgica, la CTS ha hecho posible que los aires de renovación llegaran al triduo pascual, centro del misterio cristiano. No es posible en estas páginas explicar todos los motivos por los cuales las cosas en Oriente marchan más despacio. Describiré a grandes rasgos lo que significa la presencia de los franciscanos en lo que a la liturgia católica en los Santos Lugares se refiere, y más concretamente en relación a la reforma de la Semana Santa.

A los franciscanos, además de la conservación, restauración y mejora de los Santos lugares, les están encomendadas las responsabilidades referentes a la liturgia que en ellos se celebra y esto en virtud del encargo recibido de la Santa Sede. Pablo VI después de su peregrinación a Tierra Santa en el 1964 enviaba un conmovedor telegrama a los "amados franciscanos de Tierra Santa" en el que entre otras cosas recordaba los encuentros que con ellos había tenido en sus acogedoras casas y "en los santuarios que ellos tienen el privilegio de custodiar y en los lugares donde ellos promueven el culto perenne en el nombre de la Iglesia Católica". Pablo II con ocasión del 650 aniversario de la encomienda de la Custodia de los Santos Lugares a los hijos de san Francisco, se expresaba así: "Los franciscanos no han interrumpido jamás su presencia benéfica, no obstante no pocas dificultades, empeñándose generosamente en la conservación de las antiguas memorias, en la erección de nuevos Santuarios, en la animación litúrgica y en la acogida de peregrinos".

La Reforma de la Semana Santa y el intento de aplicación

Cuando fue instituida la reforma de la Semana Santa en 1995 los franciscanos de Tierra Santa la adoptaron en los conventos y parroquias a ellos confiados, pero ello no fue posible en el Santo Sepulcro por falta de acuerdo con alguna de las Comunidades implicadas. Por ello la CTS obtuvo oportunos indultos de seguir celebrando según el viejo rito hasta que no se llegara a un acuerdo. Y así se fue celebrando con la vieja forma con algunas inclusiones de la nueva liturgia.

funerary procession

La razón estriba en el "Status quo" que rige a las Comunidades cristianas que ofician en el Santo Sepulcro. Además de los latinos o católicos disfrutan de derechos los griegos, armenios, coptos y sirios. Para poder cambiar los horarios u otras circunstancias de las celebraciones se requiere el consenso de los católicos (franciscanos de la CTS), griegos y armenios.El "Status quo" que atañe además a la basífica de la Natividad en Belén y a la Tumba de la Virgen incide en el momento de la celebración en lo que se refiere a horarios, movimientos, itinerarios y al modo de ejecución, esto es, en canto o simple lectura.

La Comisión Litúrgica de la CTS, especialmente a partir de 1986, se preocupó de conocer cómo las celebraciones se desarrollaban en realidad, y por otra de estudiar la antigua liturgia de Jerusalén. Pues, por una parte, la liturgia hagiopolita influyó en las liturgias de las demás Iglesias, y por otra, como atestigua la peregrina española Egeria, la liturgia de Jerusalén era esencialmente "adapta al día y al lugar". Y es que algunos de aquellos elementos antiguos han pervivido con el paso del tiempo aún dentro del ámbito de la litugias no autóctonas aquí celebradas.

Después de la Pascua de 1991 el Delegado Apostólico de Jerusalén. Mons A. di Montezemolo, pedía, en consonancia con lo que se estaba programando, que se buscase una posible solución para que se abandonase el rito viejo en las celebraciones de Semana Santa en el Santo Sepulcro y se celebrase con el del Vaticano II.

La Comisión Litúrgica, después del estudio de la situación,del contacto con otros liturgistas,con las autoridades locales y con la Congregación del Culto, en la reunión del 21 de abril de 1994 hizo la evaluación de la situación y estableció los criterios de actuación. La misma Comisión, dos años después, aprobó un proyecto de reforma/adaptación de la Semana Santa. Este proyecto fue presentado a su Beatitud Mons. Michel Sabbah, Patriarca latino de Jerusalén, y enviado ulteriormente a la Santa Sede para su aprobación. Los horarios de las celebraciones no se han podido adaptar a la nueva liturgia.

Características de las celebraciones

Depués de haber recorrido las etapas fundamentales de la reforma presentamos algunas anotaciones referentes a las celebraciones subrayando lo peculiar en relación al Misal Romano de 1975.

* 1. Domingo de Ramos ­ Conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén. Por la mañana se celebra, en la Anástasis, la misa estacional delante del Edículo, precedida por la bendición de Ramos dentro de la Tumba y la procesión da tres vueltas alrededor del Edículo y pasa delante del Calvario en la última vuelta. La procesión en el Santo Sepulcro tiene carácter litúrgico y, celebrándose en la Anástasis, anticipa el triunfo verdadero de Cristo, su Resurrección. Según la estructura del rito presentado, que se remonta a la tradición antigua, se proclama el Evangelio antes de la bendición de los ramos.

En la procesión, después de la tercera vuelta, los cantores entran en la Tumba y entonan "Gloria, laus et honor" ("¡Gloria, alabanza y honor!"). Después entra el Obispo y se canta el responsorio "Ingrediente Domino in sanctam civitatem" ("Al entrar el Señor en la ciudad santa") como si fuese Cristo que entra en el lugar de su triunfo, en el lugar en que abatió la muerte. Sigue la misa.

Por la tarde la bendición de ramos se celebra en el santo lugar de Betfagé y la procesión sigue la loma del Monte de los Olivos y atravesando el torrente Cedrón por Getsemaní llega por la puerta de san Esteban a la explanada adyacente a la
Piscina Probática. Esta procesión, que imita localmente la entrada del Señor, es la manifestación popular católica más importante del año.

* 2. Jueves Santo. La misa de la Cena del Señor. La celebración de la Cena del Señor sigue el esquema y los textos del misal romano del 1975. Lo mismo las lecturas en relación al leccionario, con la única particularidad que son ampliadas con los leccionarios armenio y georgiano. El lavatorio de los pies que se hacía por la tarde se ha incluido en la misa, según el rito. Por razones mayores se ha inserido la bendición de los óleos.

La adoración delante del lugar de la Resurrección del Señor, donde está el Santísimo,es una celebración que sustituye al lavatorio de los pies que se hacía en este momento.

El "Officium comitatus Domini" u Oficio de acompañamiento del Señor, reemplaza el viejo "Oficio de Tinieblas".Se inspira en la antigua estación que el Jueves Santo se hacía en Eleona (lugar de la enseñanza del Padre Nuestro en el Monte de los Olivos), después de la doble oblación (Martyium-Post Crucem). Egeria refiere que desde la primera hora de la noche hasta quizás la quinta "se dicen continuamente himnos o antífonas, lo mismo que lecturas apropiadas al día y al lugar, intercalando oraciones. Léense también aquellos textos del evangelio, en los que el Señor habló a los discípulos ese mismo día, sentado en la misma gruta que se halla en esta iglesia" (Itinerario 35,3).

* 3. Viernes Santo. "La celebración de la pasión del Señor" comporta algunos añadidos textuales o de acomodación a la particular estrechez del espacio. No nos fue posible intervenir en la estructura según el sugestivo progreso teológico celebrativo descrito por Egeria. Ya que la celebración se realiza en el Calvario, se ha sustituido el Crucifijo con la reliquia de la Santa Cruz, custodiada en un precioso relicario en forma de cruz gemada y adornada con perlas y esto porque dicho rito tiene origen en la veneración del "Lignum Sanctum Crucis" (Leño Santo de la Cruz). Después de la celebración la Reliquia permanece en la Capilla de la Aparición o del Santísimo para que pueda ser venerada por los fieles.

La conmemoración de la pasión y muerte de Jesucristo sustituye al "Oficio de Tinieblas". Se inspira en la celebración que, según Egeria, se hacía Ante Crucem (delante del Calvario), de sexta a nona: "Y así, desde la hora sexta hasta la hora nona se leen continuamente lecturas o se dicen himnos, para demostrar a todo el pueblo que cuanto dijeron los profetas de la futura pasión del Señor se ve cumplido en los Evangelios y en las escrituras de los Apóstoles. Y así, durante aquellas tres horas se enseña a todo el pueblo que nada ha sucedido que no haya sido dicho antes, y que nada ha sido dicho que no se haya cumplido. Siempre se van intercalando oraciones, también apropiadas al día" (Itinerario 37, 6). El ápice del oficio es la proclamación del Evangelio de Juan:"Después de esto, cuando ya comienza a ser la hora nona, se lee aquel lugar del Evangelio según san Juan donde entregó su espíritu" (Itinerario 37,7).

* 4. Sábado Santo. La celebración del la "Vigilia pascual", en cuanto a la estructura, no comporta variaciones respecto al Misal Romano del 1975,excepto algunas particularidades. La accensión del fuego se hace a la puerta de la basílica, como hasta ahora. Del fuego bendito se colocan los carbones ardientes en los incensarios y se inciensa la basílica en el trayecto que va de la puerta a la Anástasis.

easter celebration

Llegados a la Anástasis se hace la preparación del Cirio, y el Obispo lo enciende de la llama extraída de dentro del Santo Sepulcro, lugar donde arden las lámparas que simbolizan el resplandor de la Resurrección, la Luz verdadera que ilumina al hombre y a todo lo creado. Después el Obispo aclama a la luz de
Cristo y a quien la asamblea responde "Deo gratias". La asamblea responde "Deo gratias", explosionando a la tercera aclamación con el canto lucernal: "Luz gozosa".A continuación se canta el pregón pascual.Sigue la liturgia de la palabra. En esta parte es muy significativo el restablecimiento de una antigua costumbre de la liturgia de Jerusalén, es decir, el Obispo, representando a Cristo, anuncia la resurrección de Éste, en el espacio celebrativo memorial a él reservado y en el día conmemorativo de la misma.Sigue la liturgia bautismal y eucarística.

Estas son las celebraciones que la Santa Sede ha aprobado "ad experimen-tum" para cinco años. No es el ideal, pero es el ideal posible según los límites del Status quo. Se ha intentado preparar, en lo posible, una liturgia apta al lugar y a los participantes. Se pretende que sea una liturgia viva, que comunique con el misterio celebrado en el lugar donde el misterio se plasmó y se renueva. .

© copyright 1998

Go to to the Holy Week 1998 in Jerusalem - main page

navigation bar 1
copyright
navigation bar 2

cyber logo footer
     Please fill in our Guest book form -  Thank you for supporting us!
     Created / Updated Saturday, March 28, 1998 at 19:26:21
     by John Abela ofm for the Maltese Province and the Custody of the Holy Land
     This page is best viewed with Netscape at 640x480x67Hz -  Space by courtesy of Christus Rex