EACEL Biblioteca

Tiempo Ordinario, Domingos XIII - XXII

Ciclo B

Selecta liturgia aqui

DOMINGOS XIII - XV
DOMINGOS XVI - XVIII
DOMINGOS XIX - XXII

 


 DOMINGOS XIII - XV


Domingo XIII
Sabiduría 1, 13-15; 2, 23-24; Salmo 30; 2 Corintios 8: 7. 9. 13-15; San Marcos 5: 21-43

Revelacion progresiva de la Resurreccion

La resurrección de los muertos fue revelada progresivamente por Dios a su Pueblo. La esperanza en la resurrección corporal de los muertos se impuso como una consecuencia intrínseca de la fe en un Dios creador del hombre todo entero, alma y cuerpo. El creador del cielo y de la tierra es también Aquel que mantiene fielmente su Alianza con Abraham y su descendencia. En esta doble perspectiva comienza a expresarse la fe en la resurrección. En sus pruebas, los mártires Macabeos confiesan:

El Rey del mundo, a nosotros que morimos por sus leyes, nos resucitará a una vida eterna (2 Macabeos 7, 9). Es preferible morir a manos de los hombres con la espereanza que Dios otorga de ser resucitados de nuevo por él (2 Macabeos 7, 14) (CIC 992)

Los fariseos (Cf. Hechos 23, 6) y muchos contemporáneos del Señor espereban la resurrección. Jesús la enseña firmemente. A los saduceos que la niegan responde: "Vosotros no conocéis ni las Escrituras ni el poder de Dios, vosotros estáis en el error" (San Marcos 12, 24). La fe en la resurrección descansa en la fe en Dios que "no es un Dios de muertos sino de vivos" (San Marcos 12, 27) (CIC 993)

Pero hay más: Jesús vincula la fe en la resurrección a la fe en su propria persona: 'Yo soy la resurrección y la vida." (Juan 11, 25). Es el mismo Jesús el que resucitará en el último día a quienes hayan creído en El (Cf Jn 5, 24-25; 6, 40) y hayan comido su cuerpo y bebido su sangre. (Cf. Juan 6, 54) En su vida pública ofrece ya un signo y una prenda de la resurrección devolviendo la vida a algunos muertos, (Cf. Marcos 5, 21-42; Lucas 7, 11-17; Juan 11) anunciando así su propria Resurrección que, no obstante, será de otro orden. De este acontecimiento único, El habla como del "signo de Jonás" (Mateo 12, 39) del signo del Templo: (Cf Juan 2, 19-22) anuncia su Resurrección al tercer día después de su muerte. (Cf. Marcos 10, 34 ) (CIC 994)

 

http://www.christusrex.org/www1/mcitl/


Domingo XIV
Ezequiel 2:2-5; Salmo 123:1-4; 2 Corintios 12: 7-10; San Marcos 6: 1-6

"Cuando llegó el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oír a Jesús, se preguntaba admirada: --? Donde aprendió éste tantas cosas? ?De dónde ha sacado esa sabiduría y los milagros que hace? No pudo hacer allí ningún milagro, aparte de poner las manos sobre unos pocos enfermos y sanarlos. Y estaba asombrado porque aquella gente no creía él." (San Marcos 6: 2.3.5)

Tanto como Jesús se entristece por la "falta de fe" de los de Nazaret (Mc 6,6) y la "poca fe" de sus discípulos (Mt 8, 26). (CIC 2610)

Creer en Cristo Jesús y en Aquel que lo envió para salvarnos es necesario para obtener esa salvación. "Puesto que 'sin la fe...es imposible agradar a Dios' (Hb 11, 6) y llegar a participar en la condición de sus hijos, nadie es justificado sin ella y nadie, a no ser que 'haya perseverado en ella hasta el fin' (Mt 10, 22; 24, 13), obtendrá la vida eterna". (Concilio Vaticano I, DS, 3012; cf Concilio de Trento: ibid., 1532). (CIC 161)

La fe es necesaria para la salvación. El Señor mismo lo afirma: "El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará" (Mc 16, 16) (CIC 183)

"Fuera de la Iglesia no hay salvación"

Como entender esta afirmación tantas veces repetida por los Padres de la Iglesia? Formulada de modo positivo significa que toda salvación viene de Cristo-Cabeza por la Iglesia que es su Cuerpo:

El santo Sínodo...basado en la Sagrada Escritura y en la Tradición, enseña que esta Iglesia peregrina es necesaria para la salvación. Cristo, en efecto, es el único Mediador y camino de salvación que se nos hace presente en su Cuerpo, en la Iglesia. El, al inculcar con palabras, bien explícitas, la necesidad de la fe y del bautismo, confirmó al mismo tiempo la necesidad de la Iglesia, en la que entran los hombres por el bautismo como por una puerta. Por eso, no podrían salvarse los que, sabiendo que Dios fundó, por medio de Jesucristo, la Iglesia católica como necesaria para la salvación, sin embargo, no hubiesen querido entrar o perseverar en ella. (Concilio Vaticano II, Lumen gentium, 14) (CIC 846)

Esta afirmación no se refiere a lso que, sin cupla suya, no conocen a Cristo y a su Iglesia: Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna. (Concilio Vaticano II, Lumen gentium, 16; cf Congregación para la Doctrina de la Fe, Carta al arzobispo de Boston, del 8 de agosto de 1949, DS, 3866-3872.) (CIC 847)

http:// www.christusrex.org/www1/mcitl/


Domingo XV

Amós 7, 12-15; Salmo 85; Efesios 1, 3-14; San Marcos 6, 7-13

Hermanos en Cristo,

La Iglesia no vive en el cuerpo de Cristo solamente para recibir la vida y amor de Dios, pero tambien a darle a otros.

Cristo mandé los doce discípulos en groupos de "dos y dos" como el Señor manda a nosotros. La liturgia sacramental toma su nombre "la Misa" de esta realidad. La palabra tiene su origen en la final de la Misa cuando el sacerdote dice "Ite, missa est." Que quiere decir "vayan, esta mandado." Los personas han oído la palabra han rezad, y han tomado la Eucaristía y asi son preparados a traer estos dones al mundo. Nuestras vidas debe incluir una alargare continuo en la manera de una proclamacion de verdad al mundo y, en el mismo modo, traendo todos a Cristo. Los remedios del cuerpo escrito en al evangelio son de Dios pero estan manifestado á trevés de sus discípulos.

Cristo invita a sus discípulos a seguirle tomando a su vez su cruz. (Cf. Mateo 10, 38) Siguiéndole adquieren una nueva visión sobre la enfermedad y sobre los enfermos. Jesús los asocia a su vida pobre y humilde. Les hace participar de su ministerio de compasión y de curación: "Y, yéndose de allí, predicaron que su convirtieran; expulsaban a muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban" (Marcos 6, 12-13). (CIC 1506)

Los remedios del cuerpo solamente son simbolos de la necesidad de fé y las remedios del ánimo por medio de la misericordia de Dios. El ciego de ojos no detene nos del cielo pero el ciego spiritual si nos detene ( esta ciego procede nuestras pecados). El mundo, tal vezes esta obsesivo en el aspecto fisico. Acostumbramos de olvidar los cosas spirituales. Es dificil entender que Dios esta mas preocupado con la aparicion del animo. Llena de gracia, el animo es el cosa mas bonito y irradiarse con la belleza del amor divina. La compasion autentica siempre llama nos a ayudar los enfermos y minusvalidos, pero algo mas--devemos attender a la salvacion de otros. Las cargas y sufrimientos de esta mundo son allivados mas en el realizacion de la vida eternal de en otras curas.

Encontramos a Cristo en la liturgia para ser mandados, curados de los effectos de pecados, somos mas fuerte y creaturas nuevas en la palabra y Cuerpo de Cristo. En esta manera somos perparados a evangelizar la verdad que Cristo a revelado al mundo. Amamos mas puro cuando hablamos y vivimos con la caridad de Jesucrist, el que siempre busca la salvacion del mundo.

"Aunque Dios, por caminos conocidos sólo por El, puede llevar a la fe, 'sin la que es imposible agradarle', (Cf. Hebreos 11, 6) a los hombres que ignoran el Evangelio sin culpa propia, corresponde, sin embargo, a la Iglesia la necesidad y, al mismo tiempo, elderecho sagrado de evangelizar". (Concilio Vaticano II, Ad gentes, 7.) (CIC 848)


Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Publicado con permiso.) www.christusrex.org/www1/mcitl/

(Mira tambien numeros 765, 1511, 1673 en el Catecismo de la Iglesia Catolica.)

 


DOMINGOS XVI -XVIII


Domingo XVI

Jeremías 23, 1-6; Salmo 23; Efesios 2, 13-18; San Marcos 6, 30-34

Hermanos en Cristo,
"Jesús le dijo : --"Vengan, vamos nosotros solos a descansar un poco en un lugar tranquilo." (San Marcos 6, 31) Descanso es una parte del ciclo de nuestra existencia: aquellos que trabajen en el dia descansen en la noche, y viceversa; cada semana sobre el dia del Señor descansamos de trabajo y excursiones a las tiendas innecessarios y unidos adoramos el Señor. Cada año esparamos las vacaciones para descansar del trabajo por un momento y tambien para pasar el tiempo con familia y nuestros amigos. Nuestras vidas demonstra un dibujo de buscar descanso y, mientras eso, buscamos el descanso eternal en alegria.

La accion de Dios es el modelo por la accion humana. Si Dios " tomo respiro" el dia septimo (Exodo 31:17), tambien el hombre debe "descansar" y hacer que los demas, sobre todo los pobres, "recobren aliento" (Exodo 23:12). El sabado interrumpe los trabajos cotidiansa y concede un respiro. Es un dia de protesta contra las servidumbres del trabajo y el culto al dinero. (Cf. Nehemías 13:15-22; 2 Crónicas 36:21) (CCC 2172)

El gran fenomeno cultural de descontento y frustrado, que viene de la vida sin Dios, ha hacido una erupción en la maltrato sexuales y fisico entre la familia, una intensificasión de la dependencia en las drogas y alcohol para tener una ilusión de paz y bienestar, un aumento en la obsesion de tener dinero y cosas materiales, y ataque la vida sagrado en toda sus fases. Estos daños suficiente evidencia que algo falta en la vida y trabajos que somos viviendo. Quizas que la mas significa que los creadores humanos han roto la union con el Creador de vida es la expansión de trabaja siete dias en la semana. Algunos personas tienen que trabajar siete dias y ellos deben tomar el tiempo necesario en Domingo para adorar a Dios en la Misa. Pero bastante personas buscan el trabajo sobre el Dia del Señor sin un pensamiento del mandamiento de descansar y ellos evitan sus bienestar spiritual y fisico cuando ellos no hacen caso de las instrucciones del Creador. Nuestra postración y confusión es"como ovejas sin pastor" pueda ser encontrada a nuestra desobediencia del mandimiento de descansar, una regla universal que nosotros no hacemos caso de practicar a nuestro detrimento.

"Al bajar Jesús de la barca, vio la multitud, y sintió compasión de ellos, porque estaban como ovejas que no tienen pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas." (San Marcos 6, 34) "Vengan a mí todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los haré desansar." (San Mateo 11, 28)

En la liturgia nuestro Señor divino completa estos y todos Sus promesas. Solamente en el cielo podemos descansar en paz. La liturgia sacramental llenamos de la hambre nuestro para descanso cuando estudiamos las lecciones y estamos en el presencia de Cristo, "sentado a la derecha del Padre" en gloria. En la proclamación de la palabra de Dios, y en la comunión en el Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor en el Sacrificio de la Eucaristia en el dia de descanso hacemos una anticipacion perfecto del descanso eternal.

...que participa en la Liturgia celestial

"En la liturgia terrena pregustamos y participamos en aquella liturgia celestial que se celebra en la ciudad santa, Jerusalén, hacia la cual nos dirigimos como peregrinos, donde Cristo est sentado a la derecha del Padre, como ministro del santuario y del tabernáculo verdadero; cantanos un himno de gloria al Señor con todo el ejército celestial; venerando la memoria de los santos, esperamos participar con ellos y acompañarlos; aguardamos al Salvador, nuestro Señor Jesucristo, hasta que se manifieste El, nuestra vida, y nosotros nos manifestamos con El en la gloria." (SC 8; LG 50.) (CCC 1090)

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick
(Publicado con permiso.) www.christusrex.org/www1/mcitl/

 


Domingo XVII

2 Reyes 4, 42-44; Salmo 145; Efesios 4, 1-6; San Juan 6, 1-15

Hermanos en Cristo,

Al levantar Jesus los ojos y ver que venia hacia El mucha gente dice a Felipe: "Donde vamos a comprar comida para toda esta gente?" (Jn 6-5) Coman estos a la multitud, que lo seguia cansada, "por que vieron la senales que El hizo para ellos. "(Jn 6,2) Tomo cinco panes y dos pescados dio gracias y se lo dio tan abundantemente que despues de comer cinco mil personas, con los que sobraron se llenaron doce canastas. Con esta multiplicacion milagrosa de los panes y los peces Cristo anticipa el alimento sobrenatural para satisfacer esta tipo de hambre que nadie puede saciar.

El hambre del hombre no se satisface por el pan terreno que se comeel pan con el que Cristo alimento a la multitud es el unico capaz de hacerlo (Jn 6-35) "Yo soy el pan de la vida el que viene a mi no tendra hambre el que cree en mi no tendra nunca sed." Cristo es el alimento que el hombre a anhelado siempre. Jn. 6-51 Yo soy el pan vivo bajado del cielo si uno come de este pan vivira para siempre, el pan que yo les voy a dar es mi carne para vida del mundo.

Al liberar a algunos hombres de los males terrenos del hambre, (Cf. Jn 6, 5-15) de la injusticia (Cf. Lc 19:8) de la enfermedad y de la muerte, (Cf. Mt 11:5) Jesús realizó unos signos mesiánicos; no obstante, no vino para abolir todos los males aquí abajo, (Cf. Lc 12:13-14; Jn 18:36) sino a liberar a los hombres de la esclavitud más grave, la del pecado, (Cf. Jn 8:34-36) que es el obstáculo en su vocación de hijos de Dios y causa de todas sus servidumbres humanas. (CIC 549)

Desde el comienzo el hombre ha buscado en vano en si mismo y en otras creaturas satisfacer el hambre de vida abundante solo en Cristo el hombre puede encontrar la comunion intima con su creador, la que habia perdido como concecuencia del pecado de Adan y Eva. Despues de la muerte de Cristo, que nos perdono los pecados, podemos alimentarnos con la vida divina, unico camino para poder sobre llevarc los percances terrenales de esta vida. Ellos no son capaces de distinguir que mas alla de la multiplicacion de los panes y los pescados, existe la realidad de que gracias a este hecho se puede vivir en Dios.

La promesa de comunion en la vida eterna comienza ahora con el anticipo de la Eucaristia que es el cuerpo y la sangre de Cristo, pan de vida eterna para tener una buena relacion con el Senor es necesario pasar de las senales a la realidad. La Eucaristia es la perfecta "senal" sobre la tierra. Nosotros, desde luego, lo recibimos como nuestro anfitrion sagrado para poseer la vida de Dios lo debemos recibir concientes de lo que El es la comunion es una senal perfecta, de ello. Los que participaron de aquel milagro no lo entendieron asi. "Pero como Jesus se dio cuenta de que querian llevarselo a la fuerza para hacerlo rey, se retiro otra vez a lo alto del cerro, para estar solo." (Jn 6, 15)

Dandose cuenta Jesus de que intentaban venir a tomarle por la fuerza huyo de nuevo al monte El solo. En la misa y en otros momentos de adoracion podemos ver presente a Cristo aqui sobre la tierra y disfrutar la comunion con El. Asi iremos mas alla del velo de este mundo,saliendo de sus enfermedades, hambre y muerte para morar con El, en comunion perfecta de Luz, Amor y Vida.

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick
(Publicado con permiso.) www.christusrex.org/www1/mcitl/

(Mira tambien 439, 549, 559 in el Catecismo de la Iglesia Catolica.)

http://www.christusrex.org/www1/mcitl/


Domingo XVIII

Exodo 16, 2-4. 12-15; Salmo 78; Efesios 4, 17. 20-24; San Juan 6, 24-35

Hermanos en Cristo,

Todos los dias en todo el mundo, la Santa Misa se ofrece un sinnumero de veces y en los mas variados lugares: desde las grandes catedrales hasta lacapilla mas humilde o bajo el domo del cielo en el campo. Sin embargo,en muchos sitios, este suceso imponente se recibe con indiferencia.Tantos asientos vacios, revelan una carencia de fe en la presencia real de Jesus en la Santa Misa. Mucha gente es hoy indiferente a Cristo, tal como cuando el caminaba en la tierra y compartia nuestras vidas, hace casi dos mil anos.

El cambio se hara eficaz cuando cada uno de nosotros crezca en el
conocimiento y el Amor del Senor. "Mi Padre es el que os da el verdadero Pan bajado del Cielo". (Jn 6,32)

En el corazón de la celebración de la Eucaristía se encuentran el pan y el vino que, por las palabras de Cristo y por la invocación del Espíritu Santo, se convierten en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Fiel a la orden del Señor, la Iglesia continúa haciendo, en memoria de El, hasta su retorno glorioso, lo que El hizo la víspera de su pasión: "Tomó pan...", "tomó el cáliz lleno de vino...". Al convertirse misteriosamente en el Cuerpo y ;a Sangre de Cristo, los signos del pan y del vino siguen significando también la bondad de la creación. Así, en el ofertorio, damos gracias al Creador por el pan y el vino, (Cf. Salmo 104, 13-15) fruto del trabajo del hombre", pero antes, "fruto de la tierra" y "de la vid", dones del Creador. La Iglesia ve en el gesto de Melquisedec, rey y sacerdote, que "ofreció pan y vino"(Genesis 14:18), una prefiguración de su oropiq ofrenda. (Cf. Misal Romano, Canon romano 95.) (CIC 1333)

En la Antigua Alianza, el pan y el vino eran ofrecidos como sacrificio entre las primicias de la tierra en señal de reconocimiento al Creador. Pero reciben también una nueva significación en el contexto del Exodo: los panes ácimos que Israel come cada año en la Pascua conmemoran la salida apresurada y liberadora de Egipto. El recuerdo del maná del desierto sugerirá siempre a Israel que vive del pan de la Palabra de Dios. (Cf. Deuteronomio 8, 3) Finalmente, el pan de cada día es el fruto de la Tierra prometida, prenda de al final del banquete pascual de los judíos, añade a la alegría festiva del vino una dimensión escatalógica, la de la espera mesiánica del restablecimiento de Jerusalén. Jesús instituyó su Eucaristía dando un sentido nuevo y definitivo a la bendición del pan y del cáliz. (CIC 1334)

Los milagros de la multiplicación de los panes, cuando el Señor dijo la bendición, partió y distribuyo loa panes por medio de sus discípulos para alimentar la multitud, prefiguran la sobrebundancia de este único pan de su Eucaristía. (Cf. Mt 14, 13-21; 15, 32-39.) El signo del agua convertida en vino en Caná (Cf. Jn 2, 11.) anuncio ya la Hora de la glorificación de Jesús. Manifiesta el cumplimiento del banquete de las bodas en el Reino del Padre, donde los fieles beberán el vino nuevo (Cf. Mc 14, 25.) convertido en Sangre de Cristo. (CIC 1335)

Asi como se da nuestro crecimiento en el conocimiento de la Santa Eucaristia,asi podemos crecer en nuestra accion de gracias, cada vez que nos encontramos con este portento en la Liturgia. !Es tan facil permanecer frio e indiferente ante un Cristo tan humilde y misteriosamente presente! Cuando reconocemos la verdad de la presencia, tambien aseveramos la realidad de la gracia y el regalo de la Vida Divina que recibimos gratuitamente. "Felices los llamados a la cena del Senor". Debemos aprender a inflamar la llama de nuestra Fe, con todos los medios que dispongamos a nuestro alrededor. Asi, podremos percibir el milagro de la transformacion de nuestras vidas, gracias a este Gran Regalo de la Eucaristia en nuestras vidas.

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Publicado con permiso.) http://www.christusrex.org/www1/mcitl/

(Mira tambien numeros 423, 698, 1094, 2835 en el CIC.)


DOMINGOS XIX - XXII


Domingo XIX

1 Reyes 19, 4-8; Salmo 34; Efesios 4, 30-5, 2; San Juan 6, 41-51

Hermanos en Cristo,

"?Como podria traer un hijo a un mundo como este?" Cuantas veces habran oido esta pregunta como razon a no tener hijos?

"?Podria traer un nino al mundo para que sea golpeado, abofeteado, coronado de espinas, despojado de sus ropas y crucificado como un criminal?" La Virgin Maria podria haberle contestado asi al arcangel Gabriel antes de la encarnacion. Sin embargo nuestra Senora sabia muy bien que esa vida nueva era una senal divina.

La maldad de la cultura de la muerte persiste en la mentalidad anti-vida. Cada nino tiene derecho a la vida y cada esposo y esposa tiene el deber de aceptar generosamente este regalo de Dios. En el Rito del Matrimonio esta cuestion es ampliamente puesta de manifiesto.

La cultura de la muerte sostiene un error ampliamente difundido, que la maldad y el sufrimiento hacen esta vida inaguantable. La vida viene de Dios y es siempre buena aunque este visitada por el dolor. La Pasion y muerte de Cristo le han dado sentido salvifico y sentido espiritual a nuestro sufrimiento. Los hombres y mujeres que olvidan que han sido creados para una vocacion de vida pierden de vista la santidad y felicidad a la que Dios los llama.

Un ambiente en que no se acepta con generosidad la riqueza de la vida, se infecta cada vez mas por la enfermedad de la cultura de la muerte.

La Eucaristia, Cuerpo y Sangre de Nuestro Senor Jesucristo, permanece hoy como el mas grande signo de contradiccion frente a la cultura de la muerte. "El pan de la vida" que se multiplica en los altares del mundo para alimentar a toda la humanidad, es un llamado a todo hombre a reconocer su propia dignidad. Todos estan llamados a recibir la carne de Cristo, que es la carne para la vida del mundo y participar asi del festin de las bodas del cordero.

"Trabajad no por el alimento que perece sino por aquel que os dara el Hijo del hombre y permanece para la vida eterna.' (Jn 6, 27) Si permanecemos en intima comunion con la Eucaristia seremos inmunes a los profetas de la muerte con sus abortos y contracepciones, infanticidios, sexualidad fuera el matrimonio, y eutanacia. Todos ellos representan el arcenal de la cultura de muerte, que le han declarado la guerra a Dios y a la vida humana. Quienes en nuestra sociedad toleran la abominacion de la anti-vida, tienen una sombra monstruosa en su personalidad y se condenan a si mismos a la muerte eterna. Los cristianos estan llamados a no vivir desde un egoismo mentiroso la tentacion de las falsas promesas y esperanzas
vacias, sino centrando su vida en Cristo Eucaristia que es la vida con mayuscula.

Nosotros trabajamos por el alimento que permanece hasta la vida eterna cuando recibimos frecuentemente el pan de la vida con reverencia, se va dejando atras este mundo de pervercion e infanticidio de asesinatos y juergas con la esperanza segura en las palabras de Cristo "no temais, yo he vencido al mundo". Nosotros superaremos al mundo con El y compartimos su victoria en cada Eucaristia. Mediante la Eucaristia anticipamos nuestra entrada en el cielo. Por este regalo divino entramos en intima comunion con las bodas del Cordero que nos une continuamente a si mismo y a nuestro Padre del cielo.

En una antigua oración, la Iglesia aclama el misterio de la Eucaristía: "O sacrum convivium in quo Christus sumitur, Recolitur memoria passionis eius ; mens impletur gratia et futurae gloriae nobis pignus datur"("!Oh sagrado banquete, en que Cristo es nuestra comida; se celebra el memorial de su pasion; el alma se llena de gracia, y se nos da la prenda de la gloria futura!"). Si la Eucaristia es el memorial de la Pascua del Senor y si por nuestra comunion en el altar somos colmados " de gracia y bendicion", (Misal Romano, Canon romano, 96 "Supplices te rogamus". (CIC 1402)

"Yo soy el pan vivo bajado del cielo, si alguien come de este pan vivira para siempre y el pan que yo les voya dar es mi carne para la vida del mundo."(Jn 6,51). Dios, con el regalo de su carne y su sangre nos garantiza la vida para siempre. Hoy podemos anticipar la eternidad frente a nuestro Dios encarnado, de rodillas ante los tabernaculos del mundo entero.

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Publicado con permiso.) http://www.christusrex.org/www1/mcitl/

(Mira tambien numero 1001 en el CIC.)


DOMINGO XX

Proverbios 9, 1-6; Salmo 34; Efesios 5, 15-20; San Juan 6, 51-58

Hermanos en Cristo,

"?Quien se piensa este hombre que es? Es solo un sacerdote Polaco que no tiene nada que decirme a mi!" "Que se piensan esos Catolicos, ...tratando de decirme como vivir mi vida? Este es mi cuerpo y por lo tanto sobre el decido yo!" "No me intereza lo que digan los sacerdotes. Es simplemente un pedazo de pan!"

El Evangelio de Juan capitulo 6, versiculo 52, dice que cuando Jesús dijo a la muchedumbre que el era el Pan vivo bajado del cielo, los judios discutian entre si? Como puede este hombre darnos a comer su propia carne? Hoy todavia hay muchos que murmuran y no creen esta divina enseñanza de Cristo. Hay muchos que declaran, reservándose para si toda autoridad y se creen con derecho a decir que es lo verdadero y lo falso. Son aquellos que creen tener la asistencia particular del Espíritu Santo para conducirnos en la verdad. Hoy, despues de 2000 anos, la gente todavia se revela y murmura contra las enseñanzas de Cristo.

"El Pan que yo dare es mi carne para la vida del mundo." Muchos todavia viven en la ignoráncia sobre este que es el mas gran regalo de Dios a la humanidad y fruto del sacrifício del calvário. A Cristo tambien lo rechazaron cuando decian: "?Como puede este darnos a comer su propio cuerpo?"

Las palabras de Jesus fueron claras, sin equivocaciónes. Si ellos estaban dispuestos a entrar en el Reino de los Cielos, entonces deberan comenzar recibiendo su cuerpo y su sangre como anticipó del Calvario, realizado el Jueves Santo, en la última cena y hoy entregado como custódia a la Iglesia entera. Cristo no cambio esta enseñanza clara ya que al acernos libres, nos conserva la capácidad de rechazarlo y aun perder la salvación. La Iglesia hoy mantiene la misma enseñanza: "Si no se come la carne y se bebe la sangre de Cristo no se tiene vida". La Iglesia permanece fiel a su Señor, no puede cambiar la verdad manteniendose asi bajo el poder del Espíritu Santo. Ya San Justino en el siglo segundo testificaba la fe de la Iglesia.

"Y este alimento se llama entre nosotros "Eucaristía", de la que a nadie es lícito participar, sino al que cree ser verdaderas nuestras enseñanzas y se ha lavado en al baño que da la remisión de los pecados y la regeneración, y vive conforme a lo que Cristo nos enseñó. (San Justino, Apologiae) (CIC 1355)

Dios es Emanuel, el "Dios con nosotros" en Cristo Jesús. Nuestro Señor es quien nos prometio: "Yo estare siempre con vosotros hasta el fin del mundo".El mantiene esta promesa, hecha realidad en la Eucaristia. Deja, como Anfitrion Sagrado, que lo alabemos, amemos y veneremos en la Sagrada Liturgia, anticipando nuestra comunión eterna con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Mira tambien numeros 787, 1001, 1384, 1391, 1406, 1524 en el CIC.)

(Publicado con permiso.) http://www.christusrex.org/www1/mcitl/


DOMINGO XXI

Josué 24, 1-2. 15-17. 18; Salmo 34; Efesios 5, 21-32; San Juan 6, 60-69

Hermanos en Cristo,

"Hocus pocus" is a popular expression in our culture to indicate magic powers and to enthrall an audience. We've all said the words and laughed in fun as we watch magic "tricks" and sleight of hand in entertainment. These words, unbeknownst to many people, actually come from a mocking phrase used in sacrilegious attack upon the holiest gift: the Mass. The saying originally went along these lines: "hocus pocus dominocus." Ring any bells? This is a mocking spoof of the Latin words for the consecration of the Mass: "Hoc est enim corpus meum." This is one of the many ways in which we can see that our culture is deeply imbued with anti-Catholic and anti-sacred sentiment.

In today's Gospel we read that, when Christ taught that he gave his flesh for the life of the world, "Many of his disciples, when they heard it, said, 'This is a hard saying; who can endure it?' " (John 6, 60) Our Lord, the Gospel relates, "knew from the first who those were that did not believe, and who it was that should betray him." (John 6, 64) And what does he do as a result? Does he change his teaching in order to show his compassion? Instead he demonstrates authentic love by repeating the truth, realizing that doing so would shake the faith of many who had followed him. And the scriptures testify that "After this many of his disciples drew back and no longer went about with him." (John 6, 66) Rather than changing his teaching, which is the truth and therefore can never be changed, Christ turns to those upon whom the fate of the infant Church will rest and asks them, "Will you also go away?" (John 6, 67)

El primer anuncio de la Eucaristía dividió a los discípulos, igual que el anuncio de la pasión los escandalizó: "Es duro este lenguaje, ?quién puede escucharlo?" (Jn 6, 60). La Eucaristía y la cruz son piedras de tropiezo. Es el mismo misterio, y no cesa de ser ocasión de división. "?También vosotros queréis marcharos?" (Jn 6: 67): esta pregunta del Señor resuena a través de las edades, como invitación de su amor a descubrir que sólo El tiene "palabras de vida eterna" (Jn 6:68) y que acoger en la fe el don de su Eucaristía es acogerlo a El mismo. (CIC 1336)

The Eucharist is indeed the Body and Blood, Soul and Divinity of Jesus Christ and this truth can never change. Today many find this stupendous reality a "stumbling block" and so reject Christ's teaching. Some ridicule and mock our sacred belief in this necessary, saving gift and divine presence.

The Lord is fully aware that many "murmur in protest" against his teaching and he leaves them free to do so. Let us pray that all mankind will receive the grace to become aware of the Lord's presence and to fall down in worship and awe in his presence. Let the whole world echo these words of Peter: "Lord, to whom shall we go? You have the words of eternal life; and we have believed, and have come to know, that you are the holy one of God." (John 6, 68-69)

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Mira tambien numeros 438, 1336, 2766 en el CIC.)

(Publicado con permiso.) http://www.christusrex.org/www1/mcitl/


DOMINGO XXII

Deuteronomio 4, 1-2; 6-8; Salmo 15; Santiago 1, 17-18. 21-22. 27;

San Marcos 7, 1-8. 14-15. 21-23

Hermanos en Cristo,

"De nada sirve que me rinda culto: sus ensenanzas son mandatos de hombres."(San Mc 7: 7)

Outrage over animal experimentation and silence in the face of the human holocaust of abortion. Proliferation of the sexist and abortifacient Depo Provera, Norplant and pill as millions languish in ignorance of the methods of natural birth regulation, the most effective and healthiest means of spacing or delaying births. Though more Americans go to church services each week than go to sports events in an entire year such reverence is empty while mere human precepts are taught as dogmas and the eternal laws of God are spurned and ignored.

The false gospel of "niceness" condemns those who speak out against the glorification of fornication, whether homosexual or heterosexual. A human precept, that of never offending anyone under any circumstances to seek human respect, has been transformed into a commandment, while God's law of chastity is ignored. The false gospel of the culture of death enshrines the evil "choice" of one human being to murder another in the womb, while God's eternal commandment "thou shalt not kill" is forgotten.

There will be no forgetting on the day of judgment, for then the secrets of all hearts will be revealed. On that day there will be no concealing the "wicked designs that come from the deep recesses of the heart: acts of fornication, theft, murder, adulterous conduct, greed, maliciousness, deceit, sensuality, envy, blasphemy, arrogance, an obtuse spirit." (Mc 7: 21-22) It is such actions as these of which Christ says: "This people pays me lip service but their heart is far from me." (Mc 7:6) Their cry of rebellion is like that of the devil: "I will not serve."

Jesús fue considerado por los judíos y sus jefes espirituales como un "rabbi". (Cf. Jn 11, 28; 3,2; Mt 22, 23-23. 34-36) Con frecuencia argumentó en el marco de la interpretación rabínica de la Ley. (Cf. Mt 12:5; 9:12; Mk 2: 23-27; Lk 6: 6-9; Jn 7: 22-23) Pero al mismo tiempo, Jesús no podía menos que chocar con los doctores de la Ley porque no se contentaba con proponer su interpretación entre los suyos, sino que "enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas" (Mt. 7:28-29) La misma Palabra de Dios, que resonó en el Sinaí para dar a Moisés la Ley escrita, es la que en El se hace oír de nuevo en el Monte de la Bienaventuranzas. (Cf. Mt 5:1) Esa palabra no revoca la Ley sino que la perfecciona aportando de modo divino su interpretación definitiva: "Habéis oído también que se dijo a los antepasados...pero yo os digo"(Mt 5: 33-34) Con esta misma autoridad divina, desaprueba ciertas "tradiciones humanas"(Mc 7:13; cf. 3:8) de los fariseos que "anulan la Palabra de Dios. " (CIC 581)

Christ commanded the Apostles "go teach all nations". (Mt 28:19-20) They do so today in the Church and in her teaching authority, the Magisterium. To turn a deaf ear to the teaching Church is to turn a deaf ear to Jesus Christ the Lord for he said to the Apostles and to their successors, the pope and his brother bishops in union with him, "He who hears you, hears me."

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Mira tambien numeros 582, 2196 en el CIC.)

http://www.christusrex.org/www1/mcitl/