biblioteca de EACEL

Solemnidad de JesuCristo, Rey Universal

 

Selecta liturgia aqui
Ciclo A

Ciclo B

Ciclo C

Acta de Consecracion del Mundo a el Sagrado Corazon de Jesus

Ciclo A

JESUCRISTO, REY UNIVERSAL

Ezequiel 34, 11-12. 15-17; Salmo 23; 1 Corintios 15, 20-26. 28; San Mateo 25. 31-46

Hermanos en Cristo,

Christus vincit! Christus regnat! Christus imperat!

"Cuando el Hijo del hombre venga, rodeado de esplandor y de todos sus ángeles,se sentará en su trono glorioso. La gente de todas las naciones se reunirá delante de él, y él separará las ovejas de las cabras...'Vengan ustedes, los que han sido bendecidos por mi Padre; reciban el reino que está preparado para ustedes desde que Dios hizo el mundo. Pues tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber..." (Mt 25, 31-32, 34-35)

Cristo el Rey resucitó, esta presente en los pobres del mundo, parte de su reino en este mundo.

"Cristo Jesús que murió, resucitó, que está a la derecha de Dios e intercede por nosotros" (Rm 8, 34), está presente de múltiples maneras en su Iglesia: (Cf. Concilio Vaticano II, Lumen gentium, 48.) en su Palabra, en la oración de su Iglesia, "allí donde dos o tres estén reunidos en mi nombre" (Mt 18, 20), en los pobres, los enfermos, los presos, (Cf Mt 25, 31-46) en los sacramentos de los que El es autor, en el sacrificio de la misa y en la persona del ministro. Pero, "sobre todo (está presente), bajo las especies eucarísticas". (Concilio Vaticano II, Sacrosanctum concilium, 7). (CIC 1373)

Todo de el reino ahora es abajo su presencia en la Eucaristía, regalo por los ricos y los pobres, por todos que son "reunídos" en el nombre del Señor y, en la Iglesia verdadera católico, como sus mandamientos.

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

Ciclo B

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO
Daniel 7. 13-14; Salmo 93. 1-2, 5; El Apocalipsis 1. 5-8; San Juan 18. 33b-37

Hermanos en Cristo,
Jesucristo es el rey universal porque su reino es divino, eternal y omnipotente, sobre todos tiempos, lugares y pueblos. Su dominión es de la verdad, y todos que son viviente en la verdad participan en su reino como testígos para la verdad. Este es de el mandamiento, "No digas mentiras en perjuicio de tu prójimo." (Ex 20:16; cf. Deut 5:20)

Jesus le contestó:
--Mi reino no es de este mundo. Si lo fuera, tendría gente a mi servicio que pelearía para que yo no fuera en tregado a los judios. Pero mi reino no es de aquí.
Le preguntó entonces Pilato:
--?Así que tú eres rey?
Jesús le contestó:
--Tú lo has dicho: soy rey. Yo nací y vine al mundo para decir lo que es la verdad. Y todos los que pertenecen a la verdad, me escuchan.
(Jn 18. 36-38)

Ante Pilato, Cristo proclama que había "venido al mundo: para dar testimonio de la verdad" (Jn 18:37). El cristiano no debe "avergonzarse de dar testimonio del Señor" (2 Tm 1:8). En las situaciones que exigen dar testimonio de la fe, el cristiano debe profesar.a sin ambigüedad, a ejemplo de san Pablo ante sus jueces. Debe guardar una "conciencia limpia ante Dios y ante los hombres" (Hch 24:16) (CIC 2471)

Deseando encontrarte nuevamente aquí la próxima semana para que, juntos, "encontremos a Cristo en la liturgia", Padre Cusick

(Mira tambien 217, 549, 559, 600 en el Catecismo de la Iglesia Catolica.) (Publica con permiso.)

Ciclo C

Act of Consecration of the Human Race to the Sacred Heart of Jesus

Indulgences: 5 years; plenary once a month for daily recitation on the usual conditions. On the feast of Christ the King, to be solemnly read with the Litany of the Sacred Heart before the blessed Sacrament exposed: then, 7 years, and a plenary indulgence supposing Confession and Communion (Pius XI, 1926, 1927, 1932)

Most sweet Jesus, Redeemer of the human race, look down upon us humbly prostrate before thy altar. We are yours, and yours we wish to be; but to be more surely united with you, behold each one of us freely consecrates himself today to your most Sacred Heart. Many indeed have never known you; many too, despising your precepts have rejected you. Have mercy on them all, most merciful Jesus, and draw them all to your Sacred Heart. Be King, O Lord, not only of the faithful who have never forsaken you, but also of the prodigal children who have abandoned you; grant that they may quickly return to their father's house, lest they die of wretchedness and hunger. Be King of those who are deceived by erroneous opinions, or whom discord keeps aloof, and call them back to the harbor of truth and unity of faith, so that soon there may be but one flock and one Shepherd. Grant, O Lord, to your Church assurance of freedom and immunity from harm; give peace and order to all nations, and make the earth resound from pole to pole with one cry : Praise to the divine heart that wrought our salvation; to it be glory and honor for ever. Amen.