Jesús de Nazaret Dios y Salvador Nuestro

QUINTA PARTE
LA IGLESIA DE CRISTO JESÚS

85. Cristo Mediador
Cristo Redentor del mundo es el Unico mediador entre Dios y los hombres. En efecto, si por el delito de uno solo, Adan, reino la muerte en todos. !Con cuanta mayor razon reinaran en la vida los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia, por uno solo, por Jesucristo! Pues el salario del pecado es la muerte; pero el don gratuito de Dios, la vida eterna en Cristo Jesus Senor Nuestro.
Habiendo, pues, recibido de la fe nuestra justificacion, estamos en paz con Dios y no nos resta mas que permanecer en el amor de Cristo guardando su mandato para lacanzar definitivamente a Dios, pues es aqui donde cada uno de nosotros tiene que poner su parte para responder al don de Dios.

86. La Vida Nueva
La fe en Cristo Jesus es una propuesta a la libertad del hombre. La salvacion en Cristo es atestiguada y anunciada por la Iglesia como un don de Dios y al hombre sele pide que la acoja y la desarrolle, si quiere realizar su vocacion integral que le hace participe de la misma vida de Dios.
El nuevo testamento es un himno a la vida nueva traida por Cristo y vivida por sus discipulos...
Dios ofrece al hombre esta vida nueva que nos hace participar de la misma vida de Dios Padre, Hijo y Espiritu Santo. En efecto el que ama desea darse a si mismo.
El hombre es libre. El hombre puede decir no a Dios, rechazar a Cristo y todo lo que el ha traido a la historia del hombre. El hombre puede decir no a Cristo y quedar fuera o en contra de su doctrina, pero eso no quita a los otros el derecho a conocer la riqueza del misterio de Cristo, encontrar a Dios y a ordenar su vida conforme a las exigencias de la verdad. Y a la Iglesia el de anunciarla: Cristo murio por todos y la vocacion suprema del hombre en relidad es solo una, es decir, divina.

87. Comunidad de Salvacion
La Iglesia es una comunidad de salvacion donde un pecador salva a otro. En ella una persona puede colaborar a la salvacion de otros, aunque aveces no pueda salvarse a si misma: Tu no puedes bautizarte a ti mismo. El papa no puede perdonarse sus pecados, pero un sacerdote humilde y pecador si puede perdonarselos. Un hombre ciego por sus propias culpas no es capaz ni de conocer su error, pero Dios puede enviarle a otro que se lo senale. El que vive en pecado mortal no puede merecer su salvacion, pero otros si pueden alcanzarle las gracias necesarias para convertirse.
La Iglesia es una comunidad de salvacion no solo para si misma, sino para todo el mundo. Constituida signo eficaz de Cristo y Sacramento Universal de Salvacion para todo el mundo, la Iglesia de Cristo, la parroquia, la familia, una iglesia particular son signo e instrumento de salvacion en primer lugar para sus propios miembros y en seguida para los demas: Una familia para otras familias, una Iglesia bien formada para otras Iglesias que apenas empiezan a recibir a Cristo. La Iglesia Universal para todos los hombres que se han de salvar aun los que no pertenecen a ella.

88. Lugar de Maria
A Maria a la que el Senor habia escogido desde toda la eternidad para ser su madre, Jesus nuestro salvador nos la ha dado por madre desde lo alto de la cruz. De ella recibio Jesus, ese cuerpo y esa sangre que han sido el precio de nuestra redencion. El ha impreso en ella su mas perfecta semejanza. Ella recibio de Dios todos los privilegios que una simple creatura puede recibir y asi como ella sobrepasa a todas las demas creaturas en dignidad, asi las sobrepasa en humildad, en sabiduria, en gracia y toda clase de excelencias y perfecciones. El Espiritu Santo la hizo depositaria y dispensadora de todos los tesoros celestiales y despues de su Hijo, ella es el gran instrumento de la misericordia divina.
Despues de Dios y en relacion con el, como un regalo del cielo y porque Dios asi lo ha querido para nuestro bien, despues de Dios, el primer lugar en nuestros corazones corresponde a Maria.

89. La Iglesia Signo e Instrumento de Salvacion
La primera beneficiaria de la salvacion es la Iglesia, Cristo la ha adquirido con su sangre y la ha hechos su colaboradora en la obra de la salvacion universal. En efecto Cristo vive con ella, es su esposo; fomenta su crecimiento; por medio de ella cumple su mision.
Dios ha constituido a Cristo como unico mediador y a su Iglesia como instrumento universal de salvacion. La Salvacion es siempre un don del Espiritu pero exige la colaboracion del hombre, tanto para salvarse a si mismo como a los demas. Asi lo ha querido Dios, y para esto ha establecido y asociado a la Iglesia a su plan de salvacion.
"Ese pueblo mesianico constituido por Cristo en orden a la comunion de vida, de caridad y de verdad, es empleado tambien por el como instrumento de redencion universal y es enviado a todo el mundo como luz del mundo y sal de la tierra".

90. Nosotros no podemos menos de hablar
Ante todo debemos afirmar con sencillez nuestra fe en Cristo, unico Salvador del hombre; fe recibida como un don que proviene de lo Alto, dando sentido y alegria a nuestra vida, sin merito alguno por nuestra parte.
Cristo se ha proclamado Hijo de Dios, intimamente unido al Padre, confirmado sus palabras con los milagros y su propia resurrecion. Asi lo reconocieron ya sus primeros discipulos, y la Iglesia no puede menos que proclamar que Jesus, vino a revelar el rostro de Dios y alcanzar mediante su Cruz y su resurreccion, la salvacion para todos los hombres.
En un mundo tan secularizado se habla de una salvacion horizontal, con alcances meramente terrenales. En cambio, nosotros sabemos que Jesus vino a traer la salvacion integral, que abarca al hombre entero y a todos los hombres, abriendoles los admirables horizontes de la filiacion divina.

91. Anunciar a Cristo
A nosotros como a san Pablo, "se nos ha concedido la gracia de anunciar a los gentiles las inescrutables riquezas de Cristo". La novedad de vida para el hombre de todos los tiempos a la que han sida llamados y destinados todos los hombres. La Iglesia y en ella, todo cristiano, no puede esconder ni conservar para si esta novedad y riqueza recibidas de la divina bondad para ser comunicadas a todos los hombres.
Quienes han sido incorporados a la Iglesia han de considerarse mayormente comprometidos a testimoniar " la fe" y "la vida cristiana" como servicio a los hermanos y respuesta debida a Dios, recordando que su excelente condicion no deben atribuirla a los meritos propios, sino a una gracia singular de Cristo, no respondiendo a la cual con pensamiento, palabra y obra, lejos de salvarse seran juzgados con mayor severidad.

92. Rey de amor de justicia y de paz
Cristo Jesus, imagen purisima del Padre, se ha hecho hombre, asumiendo un cuerpo y una alma en le seno de la Virgen Maria, precisamente para esto: para hacer de si el perfecto sacrificio redentor.
La Cruz de Cristo revela el misterio del amor del Padre y devuelve a la descendencia de Adan la semejanza divina.
Pero en todo ello, cumple sobretodo la "gloria" de Dios.
Cristo redentor nos llevo a su Reino, nos justifico por la fe en aquel que le resucito de entre los muertos y le hizo sentar a la derecha del poder de Dios, nos dio su mandato de amor semajante al suyo, nos dejo su gozo y su paz, y alcanzo para nosotros el amor del Padre, devolviendonos a la plenitud de la vida de hijos de Dios:" El que cree en mi, no cree en mi, sino en aquel que me ha enviado y mi Padre lo amara y vendremos a el y haremos en el nuestra morada."

93. Gloria a Dios en el Cielo
Nuestra Religion es en Cristo "Gloria de Dios", Redencion para el pecador, e Intimidad con Dios en el amor. Porque tenemos un Sacerdote que ofrecio una vez para siempre el sacrificio perfecto de alabanza a Dios, un Sumo Sacerdote que penetro en le santuario no construido por manos de hombre y esta sentado al diestra del Padre para interceder por nosotros: su propio Hijo inmolado por nosotros, y en el somos amados del Senor.
Jesuscristo es el nuevo comienzo de todo: todo en el converge, es acogido y restituido al creador de quien procede, en particular el hombre lllamado a vivir de la plenitud de la vida de Dios mediente el don del Espiritu Santo que habita en nuestros corazones, haciendonos hijos muy amados en Cristo y hermanos entre nosotros.

94. Permaneced en mi amor
Habiendo pues recibido de la fe nuestra justificacion, estamos en paz con Dios, por nuestroSenor Jesucristo por quien hemos obtenido tambien, mediante la fe, el acceso a la gracia y a la esperanza de la gloria. En efecto, todos los que son guiados por el Espiritu de Dios, son hijos de Dios. Pues no recibisteis un espiritu de esclavos para recaer en el temor, antes bien un Espiritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: "Abba, Padre".
Y si hijos, tambien herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con el, para ser tambien con el glorificados.Pues a los que de antemano conocio, tambien los predestino a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera el primogenito entre muchos hermanos. Permaneced, pues, en mi amor, en el mundo tendreis tribulacion, pero yo he vencido al mundo.

95. Fidelidad de Dios a su pueblo
Si la caida de su pueblo ha sido riqueza para el mundo, y su mengua, salvacion para los gentiles. !Que no sera su plenitud!.En cuanto al Evangelio, son enemigos para nuestro bien, pero en cuanto a la eleccion, amados en atencion a sus padres. Que los dones y la vocacion de Dios son Irrevocables.
Dios no ha rechazado a su pueblo en quien de antemano puso sus ojos. Asi como en el antiguo testamento Dios atestiguo: Me he reservado 7,000 hombres que no doblaron su rodilla ante Baal. Asi tambien en el tiempo presente subsiste un resto ELEGIDO POR GRACIA. y, si es gracia, ya no es por las obras, de otro modo la gracia no seria ya gracia, que guarda la alinaza del Senor.
Pues Dios encerro a todos los hombres en la rebeldia para usar con todos ellos de misericordia. Porque de el, por el y para el son todas las cosas. ! A el la gloria por los siglos!. Amen.

96. La plenitud de los tiempos
La plenitud de los tiempos se identifica con el misterio de la Encarnacion del Verbo, Hijo consubstancial al Padre; y con el misterio de la Redencion. El misterio de la Encarnacion , incluye la revelacion del misterio Trinitario y de la prolongacion de la mision del Hijo en la mision del Espiritu Santo, dejando vislumbrar la plenitud del misterio de la Encarnacion redentora. Asi como el de la participacion del hombre en la consecucion de su salvacion. La respuesta de Maria al mensaje del Angel que le anunciaba el nacimiento de Jesus Hijo de Dios: "He aqui la esclava del Senor; hagase en mi segun tu palabra es el mas significativo ejemplo. Nunca en la historia del hombre, tando dependio como entonces, del consentimiento de la creatura humana.

97. Primogenito de toda la creacion
Juan en el prologo de su Evangelio, sintetiza en una sola frase toda la profundidad del misterio de la Encarnacion. Escribe: "Y la palabra se hizo carne y puso su morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre como Hijo unico lleno de gracia y de verdad".
Engendrado eternamente y eternamente amado por el Padre, el es el pricipio y arquetipo de todas las cosas credas por Dios en el tiempo. Dios crea el mundo por medio del Verbo, el Verbo que estaba en el Principio en Dios. El verbo en quien estaba la vida , vida que era la luz de los hombres y que los hombres no quisieron recibir. Sabiduria eterna del Padre, Pensamiento e Imagen sustancial de Dios.
El Verbo, encarnandose, renueva el orden todo de la creacion. Gracias al Verbo, el mundo de las creaturas se presenta ordenado para Dios segun el designio que el habia prefijado en Cristo para realizarlo en la plenitud de los tiempos: "Hacer que todo tenga a Cristo por cabeza, lo que esta en los cielos y lo que esta en la tierra".

98. Yo estoy contigo
No tengas miedo, sigue hablando y no calles, porque yo estoy contigo y tengo un pueblo numeroso en esta ciudad. Yo sere su Dios y ellos seran mi pueblo: Voy a poner mi Ley en su corazon y en sus mentes la gravare y de sus pecados e iniquidades ya no me acordare. Llamare "pueblo mio" al que no es pueblo mio, llamare amada mia a la que no es amada mia. Pues no hay distincion entre Judio y Griego, pues uno mismo es el Senor de todos, rico en misericordia para todos los que lo invocan.
Porque dice la Escritura:=Todo el que crea en el, no sera confundido=. Todo el que invoque el nombre del Senor se salvara, pero, ?Como invocaran a aquel en quien no han creido?. ?Como creeran en aquel de quien no han oido?. ?Como oiran sin que se les predica?. Y ?Como predicaran si no son enviados?. "Que hermosos son los pies de los que anuncian el bien".

99. Ha llegado El Reino, ya esta aqui
Juan, luego Jesus ydespues sus discipulos predican la llegada del Reino. El Reino de Dios en su aspecto externo que es la persencia de Dios entre nosotros en la persoan de Jesus, luego en su Iglesia y finalmente en el cielo, cundo Dios se todo en todos por medio de su divino Hijo. Este Reino ya esta aqui, esta en proceso de perfeccion y llegara su plenitud cuando Jesus entregue al Padre su Reino el dia del juicio final.
El Reino interno, el que esta en nuestros corazones por la fe en Cristo y la conversion de nusetra vida sin Dios a el amor a Dios y a nuestros hermanos, por la gracia y por la accion de Espiritu en nustro corazon. Ese reino se tiene que cosntruir cada dia, empezando por nosotros mismos, por nuestras familas, por los que tenemos cerca y luego por todo el mundo. El Reino de Dios, esta cerca: convertios y creed en el Evangelio de todo un Dios que da la vida para el perdon de los pecados del mundo y devolvernos con creces nuevamnete a los brazos del Padre.

100. El Reino no puede separarse ni de Cristo ni de su Iglesia
El Reino de Dios, no es un concepto, un programa, una doctrina que seguir. El Reino es ante todo UNA PERSONA, que tiene el rostro y el nombre de Jesus de Nazaret, imagen del Dios invisible.
Asi mismo el Reino no puede ser separado de la Iglesia cuerpo de Cristo, dotada por el de la pleneitud de los bienes y medios de salvacion, donde mora el Espiritu Santo, la vivifica con sus dones y carismas, la santifica, la guia y la renueva sin cesar.
La Iglesia esta al servicio del Reino ante todo mediante el anuncio que llama a la conversion; fundando Iglesias Particulares y llevandolas a la madurez de la fe y de la caridad; difundiendo los valores evangelicos entre todos los hombres; y finalmente con su interseccion por ser el Reino por su propia naturaleza don y obra de Dios, que hay que pedir, acoger, hacer crecer entre los hombres hasta que Cristo entrege a Dios Padre el Reino y Dios sea todo en todo.

101. Unico Mediador
Cristo penetro en el santuario una vez para siempre, no con sangre de machos cabrios, ni de novillos, sino con su propia sangre, consiguiendo una redencion eterna. Pues si la sangre de machos cabrios y de toros, santificaba con su aspercion a los contaminados, !cuanto mas la sangre de Cristo, que por el Espiritu Eterno se ofrecio a si mismo sin tacha a Dios, purificara de las obras muertas nuestra conciencia para rendir culto a Dios vivo!.
Por eso el es el medidor de la nueva alianza en su sangre. Pues no penetro Cristo en un santuario hecho por mano de hombre, sino en el mismo cielo, para presentarse ahora ante el acatameiento de Dios en favor nuestro y del mismo modo que esta establecido que los hombres mueran una sola vez, y luego el juicio, asi tambien Cristo Jesus, despues de haberse ofrecido una sola vez, para quitar los pecados de la multitud, se aparecera por segunda vez sin relacion ya con el pecado, a los que le esperan para su salvacion.

102. Cristo Crucificado
Mientras los judios piden senales, y los griegos buscan sabiduria, nostros predicamos a UN CRISTO CRUCIFICADO. Escandalo para los judios y necedad para los gentiles, mas para los llamados en Cristo, lo mismo judios que griegos, fuerza de Dios y sabiduria de Dios.
!Mirad, hermanos, quienes habeis sido llamados!. Ni muchos sabios, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Pues ha escogido Dios mas bien lo necio del mundo, para confundir a los sabios; lo debil del mundo para confundir a lo fuerte. Lo plebeyo y despreciable del mundo ha escogido Dios; lo que no es, para reducir a la nada lo que es. PARA QUE NINGUN MORTAL SE GLORIE EN PRESENCIA DE DIOS.
Velad, manteneos firmes en la fe, sed hombres, sed fuertes. El que se glorie que se glorie en el Senor, pues en el habeis sido enriquecidos en todo, y os a llamado a ser santos con la fuerza que viene de Dios, pues la predicacion de la cruz, es una necedad para los que se pierden mas para los que se salvan es fuerza de Dios.

103. La Novedad de la vida en Cristo
En paz con Dios, en comunion con Cristo, llevados por la fuerza del Espiritu. Bajo el amparo de nuestra , madre, reina y senora, la Santisima Virgen Maria. Unidos con los hermanos para dar unanimes,a una sola voz, gloria al Dios y Padre de Nuestro Senor Jesucristo.
Alegres por la Esperanza, perseverantes en la tribulacion, constantes en la oracion.
Justificados por la fe en aquel que resucito a Jesus de entre los muertos. Enriquecidos por la gracia y los dones del Espiritu Santo. En comunion con Cristo Jesus y con nuestros hermanos mediante el sacramento de la Eucaristia.
En paz con todos. Sobrellevando las flaquezas de los debiles en la fe, sin buscar nuestro propio agrado, como tampoco Cristo busco su propio agrado, antes bien como dice la escritura = Los ultrajes de los que te ultrajaron cayeron sobre mi=. Por tanto acogeos mutuamente, como os acogio Cristo, para Gloria de Dios, teniendo un mismo sentir y estimandose los unos a los otros mas que a si mismos.

104. Libertad del hombre
Los cielos cantan la gloria de Dios y el firmamento la obra de sus manos, pero nosotros los hombres podemos negarnos a glorificar a Dios. De esto es principalmente de lo que ha venido a salvarnos Cristo: De habernos apartado de nuestro unico fin. De haber negado a Dios la gloria que le es debida. Y de habernos vuelto a las creaturas empezando por nosotros mismos. Adversio ad Deo, et conversio ad creaturas, con que San Igancio define el pecado en sus Ejercicios Espirituales. Y que Cristo a venido a destruir en su carne y a ayudarnos a vencer con nuestra conversion definitiva a Dios y a su causa.


Return to Index