Iglesia en camino

 

Semanario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

(España)

E-Mail:

iglenca@jet.es

Edición electrónica: http://www.christusrex.org./www1/camino/camino.html

Número 390. 6 de mayo de 2001

Director: José María Gil

Redactor Jefe: Juan José Montes

 


Portada

La Iglesia pide a los cristianos que recen
por las vocaciones a la vida consagrada

La Jornada Mundial fue instituida
por el Papa Pablo VI hace 35 años

La Iglesia dedica, desde 1966, un día al año para orar por las vocaciones a la vida consagrada. Se quiere que los cristianos contemplen su vida como regalo y llamada de Dios abierta a la posibilidad de consagrase a Él.

Este año el lema que el Papa propone en su mensaje con motivo de la Jornada es "La vida como vocación", que en orden a la campaña, que juega con las posibilidades que ofrece un objeto tan cercano a los jóvenes como es un móvil, se ha traducido por "Tienes una llamada".

Juan Pablo II, afirma en su mensaje que la palabra vocación "cualifica muy bien las relaciones de Dios con cada ser humano en la libertad del amor del amor porque cada vida es una vocación".

El Papa hace un llamamiento a jóvenes, padres, catequistas y educadores a que muestras el atractivo de la llamad de Dios a consagrarle la vida, al único que puede darle sentido porque es "el camino, la verdad y la vida".

En relación a nuestra diócesis, durante los días 27, 28 y 29 de abril se ha celebrado en el Seminario Metropolitano de san Atón el cursillo de ingreso en el Seminario Menor, en el que han tomado parte 29 chicos y jóvenes entre los 12 y 17 años.


Editorial

Colaboración ciudadana

Hace pocas semanas, recogimos aquí, sin disimular nuestra satisfacción, los resultados de un estudio del Observatorio europeo sobre el racismo, en el que se nos presenta a los españoles como la nación más tolerante de la UE, en materia de acogida y de integración de inmigrantes de otras etnias y culturas.

Hoy, para curarnos en salud de los datos preocupantes sobre Extremadura que sometemos a menudo a un juicio crítico en este recuadro, nos hacemos eco complacido de unas declaraciones del Jefe Superior de Policía de Extremadura, don Julián Martínez, en las que pone de relieve la buena colaboración de nuestro pueblo, y especialmente de la capital pacense, con las fuerzas de orden público para mejorar la seguridad ciudadana.

Destaca la confianza que tienen los ciudadanos en la Policía y sobresale como dato relevante que en la Comisaría de Badajoz se reciben unas cien llamadas telefónicas diarias, para múltiples asuntos de utilidad personal o social, o para interesar o apoyar los servicios de los agentes del orden público. A lo cual está contribuyendo la extensión de los teléfonos móviles que, al menos en este capítulo, cumplen también una finalidad social.

Otros instrumentos técnicos, como las cámaras fijas y móviles que utiliza hoy la policía para la localización o el descubrimiento de los delincuentes, no gozan de tan buena acogida como los teléfonos móviles, ya que suscitan dudas sobre su legalidad, por lo que han de contar los agentes con autorización superior para utilizarlos. Al margen de esto, que se hable de nosotros, aunque sea bien.

 


Carta del Arzobispo

La lucha por el bien

No es una lucha armada, pero casi. Podrá serlo honrosamente en algunos casos, si se trata de liberar a pueblos oprimidos por la tiranía y el aplastamiento, mediante lo que hoy se llama ingerencia humanitaria, una guerra de liberación que, en determinados supuestos, puede ser legítima y, en casos límites, obligatoria. Mas, no vamos a hablar hoy ni de los Estados ni de las Fuerzas armadas. Nos referiremos al pueblo llano o, mejor, a los ciudadanos que lo componen, personas con nombre y apellidos, usted o yo, por ejemplo.

Bastan dos dedos de frente para captar, de inmediato, que su condición humana le plantea, a todo hijo de vecino, lo que llamamos la lucha por la vida, que no es tan sólo ganarse el pan con sudor o con trampas, sino sacar adelante la propia existencia como ser humano, la historia personal. A diferencia de los animales, nosotros desde muy niños, movidos por padres y educadores, vivimos un proceso personal que abarca el mundo físico, intelectual y moral. ­Niño, ¿qué vas a ser de mayor? ­Yo futbolista, guardia urbano, maestro de obras o afilador. ­ ¿Y ésta? ­Pues, enfermera, maestra, esteticien, o capitán de la Guardia Civil, que ahora se lleva mucho.

Misión de servicio

Más comprometedoras serían aquellas otras preguntas de un sabio maestro a los peques de mi escuela: ¿Para qué estamos en la vida? ­Para ponernos grandes y ganar dinero; ­para casarnos y tener niños; ­para trabajar. Don Fausto, que así se llamaba el maestro, después de haber llamado cariñosamente ¡animal! al que dijo "pa trabajar", nos trajo a cuento lo del saludo infantil de entonces: Me llamo Lolita o Pedro, para servir a Dios y a usted. De entonces data mi consideración de la vida, entre tropiezos y obscuridades, como una misión de servicio, como un camino hacia el bien. Vale esto, añadió el maestro, para los toreros y las amas de casa, para el aguacil y para el sacristán del pueblo.

Lo que no nos dijo entonces don Fausto, ni a nuestras mentes infantiles les pasaba por la cabeza, es que el camino del bien no tenía porqué ser un sendero de rosas. Los pipiolos presentes, con arreglo a lo del catecismo de que Dios premia a los buenos y castiga a los malos (cosa vigente todavía), deducíamos de esto que, practicando el bien y sirviendo a todo el mundo, nos esperaba a los presuntamente buenos un porvenir agradable y feliz. Consciente o inconsciente de esto, mi buen profesor se callaba dos cosas: Una, del santo Job: "Milicia y lucha es la vida del hombre sobre la tierra"; otra, de Jesús: "El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame".

Antes que padre o madre, albañil o torero, antes que cocinera u obispo, todos somos, nada más y nada menos que, seres humanos, cuyo estado de vida y primera profesión es serlo con dignidad. Y más si pertenecemos a esa cuarta parte de la humanidad, personas de todo pueblo, tierra y nación, que, por el bautismo y la fe, hemos aceptado a Cristo como Hijo de Dios, salvador y maestro. Así todos los cristianos, incluídos ortodoxos y protestantes. Una vez que lo confesamos como camino, verdad y vida, aun quienes siguen un género de vida muy distante de ese ideal, saben que la dignidad y el valor de la existencia humana se cifra en la lucha por el bien.

Las piedras del camino

¿Por qué digo lucha? por la misma razón que Job y por la misma que Cristo. Porque el amor a Dios y al prójimo, el despegue de los bienes terrenos, el dominio de las propias pasiones, la práctica de la virtud en la familia, en la profesión y en la sociedad; la denuncia y la eliminación de las injusticias sociales, siembran de tachuelas o de puas el camino que los justos recorren descalzos. Sea usted comerciante, político, juez o comadrona, ya sabe lo que le espera: una lucha diaria por la implantación del bien y del Reino de Dios en este planeta, no tan azul como dicen.

El primer campo de batalla está en nuestro propio corazón. Todos los pecados llamados capitales (soberbia, avaricia, ira, envidia, lujuria, etc) germinan y clavan sus raíces como flores del mal en el subsuelo interior, antes de que aparezca su metástasis en acciones exteriores o escandalosas. El auténtico cristiano, la persona cabal, saben cultivar en su interioridad los sentimientos opuestos: humildad, largueza, paciencia, castidad... Unas plantas muy delicadas que tienen como abono la lectura meditada de la palabra de Dios, el sacramento del perdón, el pan de la Eucaristía, la oración personal, el apoyo espiritual de la comunidad de fe. Ni ellos ni ellas viven bajo la obsesión del pecado. Son más bien cultivadores humildes de los valores evangélicos, como discípulos fieles de Jesús de Nazaret.

La lucha por el bien, que es otro modo de llamar al compromiso con la santidad, se manifiesta cada día en un talante personal de optar por lo mejor, cuando podría contentarse uno con lo corriente o con lo bueno. Es el lema ignaciano de "en todo amar y servir". Un plus de perfección en todo lo que nos salga al paso, huyendo, como de la peste, de observar lo negativo de otros para excusar las propias deficiencias o frenar los ímpetus de la propia entrega. Estar, en cambio, en acecho, para descubrir el lado bueno de las personas, de las situaciones, de las cosas. Su lema, sépanlo o no, es el de San Pablo a los romanos: "No te dejes vencer por el mal, vence tú al mal con el bien" (12, 21).

Mejorar el mundo

Pero claro, la lucha por el bien no se libra tan solo, ni principalmente, en los cuarteles de invierno de nuestra propia intimidad. Requiere, sin duda, en lo personal, el talante de las bienaventuranzas: pobre, manso, limpio, sufrido, sereno, misericordioso. Pero, además, a éstos los envía el Maestro para proclamar su Reino. Son fermento y sal en la masa humana. Han de comprometerse con el cambio hacia mejor del entorno social en donde se mueven, lo mismo en la comunidad cristiana que a la intemperie de la calle.

De cristianos y cristianas así se nutren las catequesis, el servicio a los pobres, los movimientos apostólicos, los voluntariados. Los y las luchadoras por el bien, acaban más de una vez en el claustro o en el Seminario "emulando carismas mejores" (1 Cor 12, 31). Pero obran maravillas también en el matrimonio, la familia o la soltería consagrada en el mundo.

Son la legión anónima de las gentes de bien, de los mejores entre los nuestros, de los que tiran del carro de la Iglesia y de la sociedad. Cuán triste resulta, viéndolos tan animosos, oir de tantos otros la consabida cantinela: ¡Aquí no se puede hacer nada!

+Antonio Montero
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Centrales

Descubrir la vida como llamada de Dios
es la base de la Jornada de Oración
por las Vocaciones

En su mensaje para este día, el Papa Juan Pablo II
insiste en que hay que reevangelizar la vida

Hace 35 años el Papa Pablo VI instituyó la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que precisamente se celebra este domingo. Descubrir la vida como vocación, como llamada de Dios a la santidad desde nuestro quehacer diario es la base de esta jornada, que además contempla como fines específicos hacer que los jóvenes estén abiertos a una posible llamada de Dios a consagrarle su vida, cumplir el mandato de Jesús de orar por las vocaciones consagradas, a fin de que no falten trabajadores para la mies y presentar a la sociedad una imagen positiva de los sacerdotes y de la vida consagrada.

La vida como vocación

Este año el tema que el Papa propone en su mensaje para la reflexión es el de "La vida como vocación". En orden a la campaña, se ha traducido en lema juvenil: "Tienes una llamada". La llamada de Dios afecta a todos y es personal para cada uno. Se trata de hacer reflexionar que nuestra existencia está configurada por la llamada de Dios, por su proyecto para cada persona. La llamada al ministerio sacerdotal o a la vida consagrada es una llamada concreta a algunos.

En su mensaje Juan Pablo II afirma que la palabra vocación "cualifica muy bien las relaciones de Dios con cada ser humano en la libertad del amor porque cada vida es vocación". Recordando a la Gaudium et spes, el Papa añade: "La razón más profunda de la dignidad humana está en la vocación del hombre a la comunión de Dios". El mensaje pontifico señala que "considerar la vida como vocación favorece la libertad interior, estimulando en la persona el deseo de futuro, conjuntamente con el rechazo de una concepción de la existencia pasiva, aburrida y banal".

Reevangelizar la vida

En este mensaje el Papa vuelve sobre una preocupación que ya está en su agenda: hay que reevangelizar la vida. "Hay urgencia -dice- de ministros ordenados que sean garantía permanente de la presencia sacramental de Cristo Redentor en los diversos tiempos y lugares". Juan Pablo II piensa especialmente en los jóvenes "sedientos de valores", incapaces de encontrar "el camino que a ello conduce", a los que les recuerda que Jesús es "el camino, la verdad y la vida".

Oración por las vocaciones

Padre santo:

fuente perenne de la existencia

y del amor, que en el hombre viviente muestras

el esplendor de tu gloria, y pones en su corazón

la simiente de tu llamada, haz que, ninguno,

por negligencia nuestra, ignore este don o lo pierda,

sino que todos con plena generosidad,

puedan caminar hacia la realización de tu Amor.

 

Señor Jesús:

que en tu peregrinar

por los caminos de Palestina,

has elegido y llamado a tus apóstoles

y les has confiado la tarea de predicar el Evangelio,

apacentar a los fieles y celebrar el culto divino,

haz que hoy no falten a tu Iglesia

numerosos y santos Sacerdotes,

que lleven a todos los frutos de tu muerte

y de tu resurrección.

 

Espíritu Santo:

que santificas a la Iglesia

con la constante dádiva de tus dones,

introduce en el corazón de los llamados a la vida consagrada

una íntima y fuerte pasión por el Reino,

para que con un sí generoso e incondicional,

pongan su existencia al servicio del Evangelio.

Virgen Santísima: que sin dudar te ofreciste

al Omnipotente para la actuación de su designio

de salvación, infunde confianza en el corazón

de los jóvenes para que haya siempre pastores celosos,

que guíen al pueblo cristiano por el camino

de la vida, y almas consagradas que sepan testimoniar

en la castidad, en la pobreza y en la obediencia,

la presencia liberadora de tu Hijo resucitado. Amén.

Curso de ingreso en el Seminario

Durante los días 27, 28 y 29 de abril se ha celebrado en el Seminario Metropolitano de san Atón el Cursillo de Ingreso en el Seminario Menor. Los asistentes al mismo han sido 29 chicos de 12 a 17 años de las parroquias de Alburquerque, Ahillones, Azuaga, san Juan de Ribera de Badajoz, Cabeza la Vaca, Carmonita, Cordovilla de Lácara, Esparragosa de la Serena, La Codosera, La Nava de Santiago, La Roca de la Sierra, Oliva de Mérida y Segura de León. De este grupo saldrán los seminaristas que el próximo curso académico se incorporarán a las comunidades del Seminario Menor para su formación.

La "píldora del día siguiente",
otra amenaza a la vida

Nota de la Conferencia Episcopal Española

El pasado día 23 de marzo la Agencia del Medicamento, dependiente del Ministerio de Sanidad, aprobó la comercialización de la llamada "píldora del día siguiente" en las farmacias españolas. En relación a este particular, la Conferencia Episcopal Española ha señalado que se trata de un fármaco que no sirve para curar ninguna enfermedad, sino para acabar con la vida incipiente de un ser humano. Su empleo es un método abortivo en la intención y en el efecto posible.

Los obispos recuerdan que "el óvulo fecundado ya es un ser humano, distinto de la madre, que empieza a vivir su propia vida en las fases previas a su anidación en el útero materno" y que "la píldora del día siguiente es un fármaco a base de hormonas, que no es inocuo para la mujer. Su concentración hormonal es muy superior a la de los anticonceptivos. No trata de preparar a la mujer para evitar la concepción, sino de impedir el desarrollo de una posible concepción ya realizada. No es un anticonceptivo".

En su nota, la Conferencia Episcopal asegura que "permitiendo la venta de la píldora del día siguiente, la autoridad pública abdica de nuevo de su gravísima responsabilidad de tutelar siempre la vida humana. Es incluso posible que con esta autorización el Gobierno entre en contradicción legal con la actual legislación despenalizadora del aborto, la cual, aun siendo moralmente rechazable, exige al menos, como requisito de la exención de pena para las acciones abortivas, la constatación previa de que se da alguno de los tres supuestos marcados por la ley". La Conferencia Episcopal pide a los médicos y farmacéuticos amantes de la vida y coherentes con la ética, a ejercer la objeción de conciencia, a la vez que exhortan "a todos, una vez más, a respetar y cuidar la vida humana. Nadie con conciencia recta querrá contribuir a la confusión entre el bien y el mal, un signo tan triste de la llamada cultura de la muerte, que induce a matar haciendo creer erradamente que así se sirve a la vida".

La nota termina pidiendo a los agentes de la pastoral de la Iglesia y a los educadores, en especial a los padres y madres de familia, "que ayuden a los adolescentes y a los jóvenes a comprender y vivir con verdad su propia sexualidad y las relaciones entre los sexos; muéstrenles cómo la castidad, lejos de recortar las posibilidades de la existencia humana, permite integrar en la libertad los instintos y las emociones capacitando para un amor auténtico".

Nuevo programa de Gestión parroquial

Es de distribución gratuita para las parroquias

La Coordinación técnica de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL) acaba de lanzar el "Office Eclesial, Versión parroquial 1.0", un conjunto integrado de programas informáticos específicos para parroquias y comunidades cristianas.

El paquete de programas incluye las siguientes utilidades: Agenda, Sacramental, Catequesis, Gestión Económica, Misas, Directorio (Guía) y Personas.

Gratis

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) posee los derechos de autor (Copyright) para América Latina de este programa, propiedad intelectual de la RIIAL. Pensando en la situación de innumerables comunidades necesitadas en América Latina, el programa será de libre distribución para parroquias y obispados.

La versión 1.0 del Office Eclesial trabaja en todo tipo de ordenadores PC, tanto los más avanzados como los pequeños y antiguos.

Este conjunto de programas ha sido creado "a la medida" de las necesidades pastorales de las diócesis y parroquias; los obispos fueron consultados sobre las utilidades y servicios que habían de cubrirse y es susceptible de ser personalizado.

El director del proyecto es el ingeniero don Daniel Cabaña, responsable de programación para la RIIAL de la Archidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz en Argentina. Con la guía y asistencia del padre Luicio Ruiz, coordinador técnico de la RIIAL, ha coordinado las pruebas continentales de 250 colaboradores de 22 países.

El programa está disponible para ser descargado en la página web de la RIIAL http://www.riial.org en la sección Nuestros programas.

ZENIT

Beatificado el obispo español don Manuel González

El Papa beatificó el pasado domingo a cinco hombres y mujeres testigos de que la santidad no es el monopolio de un estado de vida, sino la respuesta coherente al amor de Dios.

Para el pontífice los nuevos beatos no son personajes raros o aburridos, son imitadores de Jesús, es decir, dejan "que el Espíritu Santo conforme su existencia según Cristo", como explicó en la homilía de la beatificación

Uno de los nuevos beatos era el obispo de Málaga, don Manuel González García (1877-1940), que es conocido en el mundo entero como "el obispo del Sagrario abandonado" y fundador de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret así como otras asociaciones.

La experiencia vivida "ante un sagrario abandonado lo marcó para toda su vida --recordó Juan Pablo II--, dedicándose desde entonces a propagar la devoción a la Eucaristía".

El resto de los nuevos beatos son el laico Carlos Manuel Rodríguez Santiago (1918-1963), el primer portoriqueño elevado a los altares. La canadiense Esther Blondin (1809-1890), quien al consagrarse adoptó el nombre de Marie-Anne, fundadora de la congregación de las Hermanas de Santa Ana. Y las italianas Caterina Volpicelli (1839-1894), fundadora de las Siervas del Sagrado Corazón, y Caterina Cittadini (1801-1857), fundadora de las Hermanas Ursulinas de Somasca.

ZENIT


Noticiario diocesano

La JEC de Extremadura toma parte
en el encuentro nacional del movimiento

Las jornadas de la Juventud Estudiante Católica
se celebraron en Álava

El movimiento Juventud Estudiante Católica (JEC) de Extremadura ha asistido a su Encuentro Estatal celebrado en el monasterio de Nuestra Señora de Barria, en Álava.

Asistieron a este encuentro militantes del movimiento pertenecientes a las Diócesis de Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia, alrededor de 25 personas, quienes compartieron durante 5 días las distintas realidades dentro de la escuela, tanto en Enseñanzas Medias como en Universidad, junto con el resto de diócesis donde también está presente la JEC.

Este Encuentro tuvo dos objetivos: por una parte la formación de los militantes, teniendo como tema central "La pedagogía de la fe." En un primer momento, se reflexionó sobre cual había sido la historia personal de fe de cada militante y qué momentos de encuentros con Jesús habían ayudado a construir dicha historia de salvación. Se continuó con la lectura creyente de la pedagogía de Jesús con sus discípulos y el anuncio de la Buena Noticia: el proyecto de la construcción del Reino de Dios. En la última parte, se redescubrieron las claves fundamentales con las cuales se puede llevar a cabo el anuncio explícito de Dios y del mensaje evangélico, teniendo presente las dificultades y miedos que tienen los jóvenes a la hora de llevar a cabo una acción evangelizadora en los distintos aspectos de la vida, especialmente en el medio estudiantil.

Sentido de la acción

La conclusión que se sacó de todo ello es que no se trata de anunciar ni una ideología, ni anunciarse a uno mismo; la cuestión fundamental es el anuncio de Jesucristo y de su proyecto, ya que iniciar a otros en la fe no es un paso más, sino que es el sentido de la acción de los cristianos.

Toda la reflexión y trabajo que se hizo en dicho encuentro sirvió para poner sobre la mesa los aspectos a cuidar y los medios necesarios para empezar a poner en marcha la tarea ilusionante de los jóvenes cristianos, en todos los aspectos de sus vidas, de ese anuncio de Jesucristo y la invitación a seguirlo.

La HOAC de la Parroquia San Juan de Ribera de Badajoz reflexiona ante el Primero de Mayo

El grupo de Iniciación a la Hermandad Obrera de Acción Católica (H.O.A.C.) de la Parroquia de san Juan de Ribera de Badajoz, ha vivido estos días un proceso de reflexión en torno a la fiesta del 1º de Mayo.

Para ello, partieron de un breve recorrido por la historia de esta fiesta, para después reflexionar y descubrir que no se ha conocido verdaderamente en profundidad el sentido de la festividad, pues para muchos es una simple ocasión de ocio y descanso.

Se analizaba también cómo los Movimientos Especializados de Acción Católica (J.O.C. y H.O.A.C.) han profundizado desde una perspectiva humana-cristiana en esta fiesta. También, cómo desde su compromiso los cristianos están llamados a testimoniar lo que el trabajo significa para la persona y denunciar las situaciones injustas, haciendo presente el "Evangelio del trabajo", como decía Juan Pablo II, en la "Laborem Exercens"

Por último, se constataba que en los inicios del siglo XXI, todavía se dan situaciones graves que afectan al mundo del trabajo: paro, economía sumergida, emigración, esclavitud... que llevan a muchas personas a la pobreza, marginación y exclusión social.

 

Agradecimiento a Manos Unidas desde la India

La ayuda enviada por Manos Unidas a la India, con motivo del terremoto de Gujarat, a finales de enero pasado, ha servido para la adquisición de materiales de primera necesidad, como medicinas, tiendas de campaña y el alquiler de vehículos con los que enviar voluntarios a las zonas afectadas, fondos que todavía están siendo utilizados, según se desprende de una comunicación enviada por el jesuita Cedric Prakash a esta organización en España.

En la misma comunicación se afirma que "estamos convencidos que la fase de restauración durará entre tres y cinco años".

Beatificación del padre Leocadio

El próximo sábado, día 12 de mayo a las 6 de la tarde, se abre el proceso de canonización del padre Leocadio Galán Barrena, fundador de los "Esclavos de María y de los Pobres".

El proceso será abierto por el obispo de Cória-Cáceres, don Ciriaco Benavente, en la Casa de la Misericordia de Alcuescar (Cáceres).

Don Leocadio había nacido en 1910 Calamonte y su obra es aprobada como Pía Unión en 1955 .

Charlas a los ancianos

El Movimiento de Mujeres Trabajadoras de Almendralejo realiza desde hace tiempo una importante labor en la Residencia de Ancianos Nuestra Señora de las Mercedes. Mediante charlas, se pretende ayudar a los mayores a afrontar sus problemas fundamentales, la falta de calor familiar y la soledad, la enfermedad y el aislamiento social. La última de estas charlas corrió a cargo de la psicóloga doña Encarnación G. Luna, quien supo encontrar la forma de incrementar la autoestima de los mayores.

 

Los grupos parroquiales de jóvenes
celebraron su encuentro diocesano

La Ermita de la Virgen de Belén de Zafra acogió el pasado sábado el Encuentro Diocesano de Grupos Parroquiales de Jóvenes (GPJ). Ciento cincuenta jóvenes de Zafra, Los Santos de Maimona, Salvatierra, Badajoz, Mérida, Jerez de los Caballeros, Cabeza la Vaca, Ribera del Fresno, La Parra y La Morera, y que forman parte de estos grupos que coordina el Secretariado Diocesano de Pastoral de Juventud, vivieron un día de convivencia bajo el lema "Anímate Compartiendo". El objetivo del día era que los jóvenes compartieran cómo viven el proceso que les ofrecen los GPJ y que intercambiaran sus experiencias con otros jóvenes.

Acogida y dinámicas

Tras un momento de acogida y oración que centraba el sentido del día, los participantes tuvieron la oportunidad de conocer a los compañeros de otros pueblos y de comunicarles cómo vivían en sus grupos el seguimiento de Jesús, la oración y las celebraciones, la implicación en sus comunidades cristianas, en sus pueblos o barrios y el testimonio en sus ambientes.

Posteriormente se llevaba a cabo una dinámica consistente en una serie de actividades, en en las que se iban intercalando pruebas de conocimiento, habilidad, deportivas, destreza, etc. y momentos de reflexión. Esta actividad se prolongó hasta la comida, que fue compartida por todos los asistentes.

Concluyó el encuentro con la celebración de la Eucaristía en la que se comunicaron las conclusiones a las que se habían llegado.

En su homilía, el director del Secretariado de Pastoral de Juventud, don Juan Román, animó a los presentes a tener siempre en cuenta a Jesús a la hora del apostolado.

El compartir de experiencias, sin perder un clima siempre festivo, motivó a los jóvenes para continuar, siendo conscientes de los logros, de las deficiencias y de los retos, en este camino de crecimiento en la fe.

 

"Llamados a servir" es el título del nuevo libro
del sacerdote don Miguel Ponce Cuéllar

El sacerdote de Mérida-Badajoz, don Miguel Ponce Cuéllar, profesor del Centro Superior de Estudios Teológicos y del I. S. de Ciencias Religiosas, acaba de publicar un nuevo libro sobre el sacerdocio ministerial: "Llamados a servir".

La nueva publicación es un tratado de teología sobre el sacramento del Orden, como reza el subtítulo: Teología del sacerdocio ministerial. Según palabras del prólogo, el autor "pretende proseguir un diálogo (sincero, porque se trata de la búsqueda de la verdad, pero al mismo tiempo libre, porque la verdad no está atada), iniciado hace tiempo en sus clases sobre el ministerio sacerdotal, con autores que presentaban una nueva visión del sacerdocio, pero teniendo en cuenta ahora las ricas perspectivas que abrió la teología en estos últimos años y con el sosiego que ofrece el transcurso del tiempo y la superación de lo más duro de la crisis. Y lo hace, porque es necesario volver continuamente a reflexionar sobre lo verdaderamente nuclear y permanente del sacerdocio ministerial, tal como la Sagrada Escritura y la doctrina de la Iglesia lo proponen.

Parte el profesor Ponce de la actual crisis sacerdotal, para intentar "abrir las puertas a una óptica que, por superación, responda al verdadero pensamiento de Cristo, propuesto por la Iglesia en su magisterio, a partir sobre todo del concilio Vaticano II".


Al paso de Dios

Tiempo de bautizar

Hay cosas que, por muchas vueltas que le demos, son para lo que son. Del mismo modo que, como dice un título de película, las bicicletas son para el verano -sirva el ejemplo sólo para reforzar el argumento- el Bautismo y los demás Sacramentos de la Iniciación Cristiana son para la Pascua y se celebran en la comunidad de referencia de cada uno que, hoy por hoy, es la parroquia. A veces hacemos excepciones, por circunstancias casi siempre razonables, que despistan de este principio general, que es mucho más que un puro requisito legal, es el soporte de unas razones teológicas.

Es verdad que los sacramentos producen efecto con independencia de cuándo y dónde sean celebrados, pero el Bautismo desvirtúa su significado si no refleja la maternidad de la Iglesia, si no significa la muerte al hombre viejo y el nacimiento a la vida nueva y si no se realiza en la pila bautismal de las comunidades que tienen por misión engendrar y educar a los nuevos cristianos. Esa es la razón por la que hasta el derecho canónico afirma que el lugar de celebración es la comunidad y de que los Directorios de los Sacramentos de la Iniciación insistan en esto mismo.
Los responsables de la pastoral tendrían que insistir en esto, no dejar de educar en el diálogo y en los encuentros con los padres y familiares de los niños bautizados, y éstos no deberían de insistir, como a veces ocurre, en lo contrario; es decir, en buscar excepciones. Entre todos tendríamos que contribuir a hacer del Bautismo una celebración más eclesial y religiosa y menos acto social.

Amadeo Rodríguez Magro
(amadeo.vgeneral@planalfa.es)


Liturgia del domingo

Celebramos el IV Domingo de Pascua

Palabra de Dios

Libro de los Hechos 13, 14, 43-52

En aquellos días, Pablo y Bernabé desde Perge siguieron hasta Antioquía de Pisidia; el sábado entraron en la sinagoga y tomaron asiento. Muchos judíos y prosélitos practicantes se fueron con Pablo y Bernabé, que siguieron hablando con ellos, exhortándolos a ser fieles a la gracia de Dios.

El sábado siguiente, casi toda la ciudad acudió a oír la palabra de Dios. Al ver el gentío, a los judíos les dio mucha envidia y respondían con insultos a las palabras de Pablo. Entonces Pablo y Bernabé dijeron sin contemplaciones: "Teníamos que anunciaros primero a vosotros la palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles. Así nos lo ha mandado el Señor: Yo te haré luz de los gentiles, para que lleves la salvación hasta el extremo de la tierra". Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron y alababan la palabra del Señor; y los que estaban destinados a la vida eterna creyeron.

La palabra del Señor se iba difundiendo por toda la región. Pero los judíos incitaron a las señoras distinguidas y devotas y a los principales de la ciudad, provocaron una persecución contra Pablo y Bernabé y los expulsaron del territorio. Ellos sacudieron el polvo de los pies, como protesta contra la ciudad, y se fueron a Iconio. Los discípulos quedaron llenos de alegría y de Espíritu Santo.

Salmo 99, 2. 3. 5

R. Somos su pueblo y ovejas de su rebaño. (o Aleluya)
Aclama al Señor, tierra entera,
servid al Señor con alegría,
entrad en su presencia con vítores.

Sabed que el Señor es Dios:
que Él nos hizo y somos suyos,
su pueblo y ovejas de su rebaño.

"El Señor es bueno,
su misericordia es eterna,
su fidelidad por todas las edades".

Libro del Apocalipsis 7, 9. 14b-17

Yo, Juan, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y uno de los ancianos me dijo: "Estos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero. Por eso están ante el trono de Dios, dándole culto día y noche en su templo. El que se sienta en el trono acampará entre ellos. Ya no pasarán hambre ni sed, ni les hará daño el sol ni el bochorno. Porque el Cordero que está delante del trono será su pastor y los conducirá hacia fuentes de aguas vivas. Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos".

Evangelio según san Juan 10, 27-30

En aquel tiempo dijo Jesús: "Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno"..

 

Lecturas bíblicas para los días de la semana

7, lunes: Hch 11, 1-18; Jn 10, 1-10.
8, martes: Hch 11, 19-26; Jn, 10, 22-30.
9, miércoles: Hch 12, 24; 13, 5a; Jn 12, 44-50.
10, jueves: Hch 13, 13-25; Jn 13, 16-20.
11, viernes: Hch 13, 13-25; Jn 13, 16-20.
12, sábado: Hch 13, 44-52; Jn 14, 7-14.
13, domingo: Hch 14, 21b-27; Ap 21, 1-5a; Jn 13, 31-33a, 33-35.

 

Apunte Litúrgico

El débil rebaño

La oración colecta, dirigida al Padre, presenta a la comunidad celebrante como "el débil rebaño de tu Hijo" pero le pide, a su vez, que "tenga parte en la admirable victoria de su Pastor". Estas palabras nos introducen en la dinámica pascual de este llamado "domingo del Buen Pastor".

Es evidente que la oración citada juega con dos categorías a tener en cuenta: la "debilidad" del rebaño y la "admirable victoria" del Pastor. Es la dinámica pascual de muerte/resurrección, clave para entender y vivir las leyes de la salvación cristiana como la espiritualidad propia de este tiempo pascual.

Si recorremos las lecturas de este día encontraremos como constante el binomio debilidad/victoria. La primera nos describe la debilidad de la predicación apostólica ante la postura engreída de los dirigentes religiosos de Israel. De hecho, Pablo y Bernabé tienen que dedicarse a predicar a los gentiles, gente despreciada por los judíos, pero ahí se manifiesta la admirable victoria del Pastor pues la predicación apostólica es acogida con mucha alegría y fruto.

Juan, el vidente del Apocalipsis, describe su visión de los elegidos congregados en el cielo. Una voz los muestra como venidos de la gran tribulación y rodeados de hambre, de sangre, de lágrimas, pero también presenta al Cordero como su pastor que los acerca al trono de Dios donde disfrutarán de su gloriosa victoria.

Finalmente, el evangelio nos encara con el débil hilo que nos une al Buen Pastor: son los verbos escuchar y seguir. Pero, a su vez, habla de la fuerza salvadora del Pastor que nos recibe del Padre, nos conoce y nos da la vida eterna.

Antonio Luis Martínez

Santoral

10 de mayo: San Juan de Ávila (1499-1569)

Siglo XV a la caída
en Almodóvar nacido,
de Alonso y de Catalina
con cariño fue mecido.

Cuando cumple 20 años
a Alcalá de Henares marcha,
y leyendo obras de Erasmo
mente y corazón ensancha.

Con la Biblia encadenado
de sacerdote se ordena,
siendo por Jesús tomado
con libertad que encadena.

Ahora es Juan predicador
por toda la Andalucía,
exponiendo con ardor
la mejor sabiduría.

No fue poca humillación
con injusticia sufrir
cárcel de la Inquisición,
por una denuncia vil.

Despojado de prestigio,
de honra y de propio amor,
Cristo mismo obró el prodigio,
de inundarlo de su amor.

Desde san Pedro de Alcántara
a Teresa la valiente,
con fray Luis de Granada
y Loyola el eminente,
nuestro san Juan de Ribera
y Juan de Dios amoroso,
y Tomás de Villanueva
y un sinfín más numeroso,
lo tuvieron por su guía
y profundo consejero,
mientras su fuerza extinguía
siendo incansable viajero.

También Francisco de Borja,
santo duque jesuita,
descansó de su congoja
exponiéndole sus cuitas.

Profundo reformador
de una iglesia deformada,
puso en reformar vigor
de persona enamorada.

Un catecismo en verso hizo
con una rima sencilla,
y con 70 años cumplidos
nació a Dios desde Montilla.

Nuestro clero diocesano
tiene patrón bien cumplido,
que nos tome de su mano
para un amor más crecido.

Amén.

Manuel Amezcua

Los santos de la semana

7, lunes: Flavia y Domitila.
8, martes: Víctor, Acacio.
9, miércoles: Pacomio, Geroncio.
10, jueves: Juan de Ávila.
11, viernes: Antimo, Mamerto.
12, sábado: Nereo y Aquiles.
13, domingo: Nª Sª de Fátima.


Contraportada

La venta de armas dificulta el desarrollo
y no tiene en cuenta los embargos

El año 1999 experimentó un descenso
del 8% frente al año anterior

La tendencia al descenso del comercio internacional de armas empezó al final de la Guerra Fría. Según un análisis del último informe del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, publicado por el diario italiano "Il Sole 24 Ore", las ventas de armas disminuyeron en 1999 a 53.400 millones de dólares, por debajo de los 58.000 millones del año anterior. Comparado con el récord de ventas durante la Guerra Fría, 92.500 millones de dólares en 1987, el total de ventas ha caído significativamente. Aunque el comercio internacional de armas bajó el año pasado, el gasto militar total permaneció estable. Según el informe, en 1999 no menos de 809.000 millones de dólares se dedicaron al sector militar, casi la misma cantidad del año precedente.

El informe, titulado 'Balance Militar 2000-2001', señala cuentas de compras de armas de sólo entre el 20% o el 30% del gasto militar de los países con grandes presupuestos en armamento. La mayor porción de la tarta del presupuesto militar en estos países se destina a operaciones, mantenimiento y personal. Los países de Oriente Próximo siguen siendo los mayores compradores de armas, con Arabia Saudí que gastó 6.100 millones de dólares en 1999, a la cabeza. En Asia, los envíos a Taiwán sumaron los 2.600 millones de dólares.

El 85% de las exportaciones de armas procedían del grupo de países conocido como G-7 (los siete más ricos del orbe). El índice de ventas de Estados Unidos, en 1999, fue de un 49,1% del mercado mundial de armas, según el informe, mientras que Gran Bretaña fue la segunda con un 18,7% del mercado. El tercer lugar lo ocupa Francia, con un 12,4%, tras haber duplicado su propia cuota de mercado del 6% debido al recorte de los precios. Rusia, el cuarto mayor exportador, elevó su cuota al 6,6% desde el 4,6% del año anterior.

Entre los países occidentales, la compra de armas norteamericanas se incrementó en un 6,5% desde 1995. Sin embargo, las compras para defensa, en los países europeos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), han caído en un 2,2%, en términos reales, ya que su gasto total de defensa ha seguido su tendencia a la baja, hasta alcanzar los 147.000 millones de dólares en 1999.

Preocupación ética

Aunque la venta de armas a países occidentales ha disminuido, la preocupación ética permanece. Un aspecto nada tranquilizador es que casi el 60% de las ventas en 1999 fueron realizadas a países en vías de desarrollo que, en muchos casos, están luchando para poder pagar programas de educación y de salud.

Aunque los países ricos y los países pobres gastan, de media, aproximadamente la misma cuota del Producto Nacional Bruto, 2,6%, el gasto militar en relación a los ingresos gubernamentales en el tercer mundo es del 13%, mientras que en los países desarrollados es del 9%.

Más gasto del Tercer Mundo

Al mismo tiempo, el Tercer Mundo ha incrementado su cuota, dentro del gasto mundial militar, del 7% en 1961 a casi el 25% en 1995. De hecho, de 1991 a 1998, aproximadamente tres cuartas partes de todas las ventas de armas internacionales, que excedían de los 250.000 millones de dólares, fueron exportadas a países en vías de desarrollo.

Aparte de las cuestiones económicas, otra fuente de malestar es que muchas armas van a países cuyos gobiernos no respetan los derechos humanos básicos. Este es el caso del 40% de las exportaciones españolas de armas, que, según denunciaba el diario español 'El Mundo', se venden a países cuyos gobiernos violan los derechos humanos o están implicados en conflictos internos. Países como Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Pakistán, Indonesia y Turquía están entre los clientes de España. De otros compradores, como Bulgaria y Burkina Faso, se sospecha que revenden armas a movimientos guerrilleros o a países que están sometidos a embargo internacional.

Legítima defensa

En 1994, el Pontificio Consejo Justicia y Paz publicó un documento sobre el tema, bajo el título "El comercio internacional de armas: una reflexión ética". Indica que, aunque se admite el derecho a la legítima defensa por medios armados, a la vez debe ir acompañado por el deber de reducir al mínimo las causas de la violencia.

Por otra parte, cada Estado puede poseer sólo aquellos medios necesarios para asegurar su legítima defensa y, por lo tanto, la acumulación excesiva de armas, o su transferencia indiscriminada, no es justificable.

La responsabilidad en este asunto alcanza a los países importadores y a los exportadores. Los primeros deberían evaluar cuidadosamente las razones por las que desean adquirir armas. En este sentido, indica el documento, se debe evitar la introducción de nuevas armas en una región en la que puedan desencadenar una escalada armamentística. Los segundos deberían evaluar los pedidos considerando si la transferencia de algunas armas excede las necesidades legítimas de los posibles compradores.

El Consejo Justicia y Paz indicaba que las armas nunca pueden ser tratadas como otros bienes comerciales por su estrecha relación con la violencia. En este sentido, la ley del beneficio no puede ser el principio supremo y las ventas deberían estar sujetas a estrictos controles.

Zenit

 


La Iglesia en América Latina:

http://www.aciprensa.com/iglesia.htm

 



Return to Camino